www.noticiasdealmeria.com
Antonio Torres: “La Junta aún debe su parte del Teatro de Berja”
Ampliar

Antonio Torres: “La Junta aún debe su parte del Teatro de Berja”

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Después de una década al frente del Ayuntamiento virgitano, Antonio Torres tiene claro que la ciudad ha mejorado mucho desde que el PP llegó al Gobierno, y que no puede esperar que el Grupo Socialista medie para que la Junta de Andalucía cumpla con sus compromisos y pague sus deudas o termine las infraestructuras pendientes

Antonio Torres (PP) es alcalde de Berja desde hace ya una década, y según él mismo reconoce, no han sido unos años precisamente fáciles. Recuerda que “entramos en los años más duros de la crisis”, y eso tuvo reflejo en la situación económica y social de los vecinos, ya que “aunque nuestro motor es la agricultura bajo plástico como en el resto del Poniente, y aquí la construcción no eran tan boyante como en El Ejido o Roquetas, nosotros lo que sí teníamos era muchas personas que trabajaban en el sector, albañiles, peones, pintores, electricistas, carpinteros, metalistas... y de un día para otro quedaron en paro... y llega un momento en que no sabes si estás en el despacho de Alcaldía o en la oficina del INEM, cada cual con sus problemas, un día tras otro, contándote sus problemas, y te dejaban ‘tocao’ psicológicamente”.

Pero las cosas han cambiado, y si bien reconoce que no puede se puede considerar “normal” que haya gente sin empleo, afirma que las cosas han mejorado mucho “la gente se ha ido recolocando, ha vuelto a encontrar un sitio, han cambiado de oficio, y se ha recuperado la estabilidad”.

A nivel municipal también ha habido cambios importantes en esta década, según afirma quien ha dirigido el Ayuntamiento en este tiempo. “Hemos pasado de ser una ciudad en la que no había servicios, y ahora los tenemos todos, éramos una ciudad que con los gobiernos socialistas había ido a menos, a menos, a menos, y hemos revertido esa situación” destaca satisfecho Torres quien, como ya fue parlamentario y es en la actualidad también diputado provincial, señala que “conozco todos los pueblos, y Berja está ahora mismo en los de cabeza”.

Y todo esto, aclara el alcalde, “con un Ayuntamiento saneado, aunque tenemos nuestra deuda, ésta se encuentra controlada y vamos haciendo frente son solvencia y capacidad a la devolución de los préstamos sin menoscabar los servicios públicos que ofrecemos”.

A la hora de hacer balance, el alcalde se muestra muy con los pies en la tierra, ya que considera tan importante el arreglo de una calle “o de algo que cuesta 150 euros pero para un vecino es fundamental que se arregle porque le afecta a él, y nuestro trabajo es ese, solucionarle los problemas a los vecinos”, o la ubicación de servicios administrativos que evitan desplazamientos a los virgitanos, como de la construcción del espacio escénico, el teatro-auditorio, pero añade instalaciones deportivas en todos los barrios, una piscina climatizada “enorme, que sólo tiene por delante la de Almería capital”, otras dos piscinas más, salas polivalentes en todos los núcleos, asfaltado y reasfaltado de caminos... “si es que se han hecho tantas cosas...” resume el alcalde antes de profundizar en el tema del teatro.

Respecto a este último, valorado en algo más de cuatro millones de euros, Torres destaca que tiene capacidad para medio millar de espectadores, y lo califica como “un lujo para nuestra ciudad” entre otras razones por su estupendo diseño. Pero además quiere resaltar que está “totalmente pagado” y eso que tres años después de estar terminado y en funcionamiento, la Junta de Andalucía no hecho frente a su parte del proyecto, y ha tenido que ser el Ayuntamiento quien lo haga con sus propios fondos. El alcalde recuerda que la obra se acometía con financiación municipal, de la Diputación y de la administración autonómica, y que las dos primeras han ido haciendo frente a las certificaciones, remitiendo a la tercera lo que le correspondía, y a estas alturas no ha llegado ni un céntimo de los más de 400.000 euros prometidos en un convenio, y eso habrían tenido que ir pagando su cuota a medida que se iban certificando partes.

Pero no es lo único, “la Junta siempre tiene con nosotros una cantidad considerable de deuda” y a la mencionada se une la de BICES (un impuesto que debe abonar por el pantano y que suele rondar los 600.000 euros anuales) así como otras, pero también está “la circunvalación, que dejaron un tramos parado y sigue parado, y el resto yo creo que no lo veré concluido”. En sentido aspira a que “entre un nuevo Gobierno y tenga más sensibilidad con Berja”.

La oposición socialista no ayuda mucho a que la Junta de Andalucía se comprometa con Berja, ni tampoco a que cumpla aquello con lo que ya se comprometió, como es el caso del teatro. Torres dice que “piensan lo que a ti te vaya mal a mi me va bien” y cree que esa es la línea de trabajo del PSOE local, a quienes ve convencidos de que hay que poner trabas al desarrollo de Berja para lograr que caiga el gobierno del Partido Popular que, a día de hoy, sigue contando con un respaldo muy mayoritario.

El alcalde admite que “por esa parte no esperamos nada, porque incluso cuando en algún tema ellos estaban de acuerdo y han dicho de mediar... al final hemos visto que nada de nada”.

De cara al futuro, sin descartar ni confirmar si será candidato en las próximas elecciones municipales, Torres expone cuales son sus objetivos para los próximos años, y en los que ya trabaja su equipo de gobierno. Apunta que Berja es una ciudad comercial, en la que hay que potenciar el turismo como complemento a esta actividad, y por supuesto a la agrícola.

En ese sentido refleja la necesidad de dotar al municipio de elementos de atracción turística, y así no duda en destacar el Museo de la Semana Santa, que “no va a haber problema en acabarlo”, empujado por ser esta celebración en Berja una referencia para toda la provincia “y nos sobra contenido para dotarlo”.

Además apuesta por la rehabilitación del Molino del Perrillo como un gran proyecto en marcha, destaca el alcalde, quien anticipa que será un museo o centro de interpretación especialmente enfocado a las labores de la uva “ya que en aquella época eramos los principales productores, y sin embargo no ha habido esa visión de hacer un museo que recoja aquellas labores y esos instrumentos que están manos de particulares y que muchos jóvenes no saben ni para qué sirven esas herramientas”. Está convencido de que la inmensa mayoría de lo que hay en el Museo de la Uva en Terque proviene de Berja, donde hasta ahora no se había tenido esa preocupación.

En ese mismo terreno, el turístico, Torres hace referencia a la “majestuosidad de las casa señoriales” que están por las calles y que podrían ser otro punto de interés turístico sobre el que quiere trabajar para convertirlo en atractivo para los visitantes, para que invite a pasear por las calles.

El alcalde está convencido de que el turismo es el próximo reto al que tiene hacer frente Berja, para que anime la vida comercial del municipio, y a su vez complemente el principal motor económico, que es la agricultura.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.