www.noticiasdealmeria.com
El Ayuntamiento entrega a María Campra y Manuel Murillo sus premios por el IV Concurso de Microrrelatos
Ampliar

El Ayuntamiento entrega a María Campra y Manuel Murillo sus premios por el IV Concurso de Microrrelatos

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El concejal de Seguridad y Movilidad Urbana, Manuel Guzmán, destaca el objetivo municipal de “concienciar sobre la importancia de una movilidad sostenible”

La literatura como vehículo para transmitir los valores de una movilidad responsable ha sido el objetivo del IV Concurso de Microrrelatos organizado por el Ayuntamiento de Almería dentro de la Semana Europea de la Movilidad. Hoy, el concejal de Seguridad y Movilidad Urbana, Manuel Guzmán, ha entregado los galardones. Primera y ganadora ha sido María Campra Peláez, con un microrrelato titulado ‘Amor sobre ruedas’, y accésit para Manuel Murillo de las Heras, por el texto ‘Todo va sobre ruedas’.

El microrrelato de María Campra habla, como indica el título, del amor que siente el protagonista con un pasajero que ve todos los días en el autobús. Por su parte, el microrrelato de Manuel Murillo se centra en lo que siente una persona con movilidad reducida cuando se desplaza por la ciudad.

El edil ha afirmado que uno de los objetivos municipales es “concienciar sobre la importancia de la movilidad sostenible, que haya entre la ciudadanía una conciencia real sobre este tema clave para la ciudad, y la literatura es un canal ideal para transmitirlo”. La ganadora ha elogiado el certamen, que considera “muy interesante”, mientras que el autor del accésit afirmaba que h querido escribir “sobre las barreras invisibles en las ciudades para las personas con movilidad reducida”.

Manuel Guzmán les ha informado de que “aunque Almería es una ciudad donde se puede circular con tranquilidad, es importante que fomentemos otros medios de transporte más sostenibles como la bicicleta, patines, autobús o caminar”. También ha manifestado que “la ciudad no tiene los problemas de polución de otras ciudades, entre otros aspectos por el viento y el mar, pero eso no quiere decir que no intentemos contribuir a la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos en la medida de nuestras posibilidades en cuestión de movilidad”.

María Campra ha recibido como premio una tarjeta de autobús urbano de carácter gratuito, ilimitada en su uso e intransferible para un periodo de un año, así como un lote de libros (novela y ensayo) relacionados con temas de movilidad. Manuel Murillo ha sido premiado con un lote de libros relacionados con temas de movilidad.

El Área de Seguridad y Movilidad celebró la Semana Europea de la Movilidad con múltiples actividades para poner en valor el uso de los vehículos sostenibles como bicicleta, patines o el autobús. También se ha celebrado un certamen de fotografía, que ha quedado desierto.

Microrrelatos de los ganadores

AMOR SOBRE RUEDAS. Autora: María Campra.

“Paco, el conductor del autobús, me guiñó el ojo cuando subí. No miré, pero sabía que ella estaría ahí, en su asiento de siempre, en el individual para que nadie se le sentara al lado. Un libro en la mano y los cascos puestos.

Aquel iba a ser el día, Paco era mi confidente. Cuando todo el mundo se bajaba, allí me quedaba yo alabando a mi musa. Mientras, me dedicaba a pintarla en mi libreta de bocetos que siempre llevaba encima. El desempleo me había llevado al amor en una línea de autobús.

Me sequé las manos en el pantalón y acerqué mi silla de ruedas a su lado. Le toqué el hombro y cuando ella se quitó el auricular la saludé.

-Me llamo Olga - dijo tras una sonrisa”.

TODO VA SOBRE RUEDAS. Autor: Manuel Murillo.

“Que toda mi vida va sobre ruedas no tiene el mismo significado que todo el mundo le atribuye. La comprensión sólo llega al darte cuenta de que el obstáculo que para unos únicamente supone levantar un pie, para ti puede suponer una muralla infranqueable. De que la ciudad es inmensa y, como si me arrastrase, lo que más duele al recorrerla son los brazos y no las piernas. De que la vida podría ser muy distinta si sólo hubiera levantado el pie del acelerador al advertir cómo en lontananza el verde daba paso al ámbar que auguraba el grana. De las barreras invisibles, de la altura inalcanzable del botón, del pitido de la rampa automática del…

-¿Le ayudo, señor?

La voz de la mujer, que empuja la silla para ayudarme a subir (por fin) a la acera, interrumpe el hilo de mis pensamientos.

-Gracias.

Sonrío.
Todo va sobre ruedas”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.