www.noticiasdealmeria.com

La ciudad se transforma barrio a barrio

google+

Comentar

Imprimir

Enviar


Una ciudad se transforma barrio a barrio y por eso desde el Ayuntamiento de Almería queremos poner en valor el acuerdo cerrado con la Junta de Andalucía para que podamos actuar, por iniciativa propia, en la ejecución de las obras de la calle Pósito, una actuación que, con una inversión de un millón de euros, servirá de punta de lanza en el cambio que experimentará esta zona del Centro Histórico en el horizonte de los dos próximos años.

En total, serán más de seis millones de euros los que el Consistorio ponga de las arcas municipales para mejorar una de las zonas turística y patrimonialmente más importantes que tiene la ciudad, incluyendo en esta actuación global, además de la calle Pósito y el entorno de San Cristóbal, la mejora de la conexión viaria de los alrededores de La Alcazaba, la construcción del nuevo edificio de la Gerencia y la rehabilitación de la Casa Consistorial y de la Plaza Vieja. Obras largamente esperadas, y no por responsabilidad municipal, que vendrán a hacer ciudad concentradas en nuestro Casco Histórico y que, mal que les pese a algunos, se extenderán en los próximos meses a otros muchos más barrios de la ciudad.

Serán más de seis millones de euros los que el Consistorio ponga de las arcas municipales para mejorar una de las zonas turística y patrimonialmente más importantes que tiene la ciudad.

Costacabana será uno de esos barrios a los que llegarán nuevas obras en breve, con actuaciones en Carretera del Charco y Callejón de la Plata, además de las esperadas obras de la calle Volga, y hasta El Alquián llegarán también la mejora en el acceso desde la Carretera de Viator, en el tramo que discurre entre la Avenida de la Guardería y el límite del suelo urbanizable, mejorando la accesibilidad y la seguridad peatonal en este tramo.

Y pronto habrá más noticias sobre nuevas mejoras en más barrios del término municipal y no será gracias a quien desde el minuto cero se niega siquiera a conocer las líneas maestras de los presupuestos municipales para 2018. El mismo que mantuvo cuatro años abierta en canal una calle tan céntrica como la Rambla Obispo Orberá y se fue sin cerrarla no puede dar ahora lecciones de gestión pública. Y es que algunos en la oposición se parecen al maestro Ciruela, que no sabía escribir y puso escuela.