SALUD

El dolor en articulaciones y qué tomar para evitar sus efectos

Martes 30 de agosto de 2016


La artritis y la artrosis son las dos enfermedades que más afectan a las articulaciones, sobre todo, cuando se alcanza cierta edad. Sin embargo, muchas personas suelen confundir estos dos conceptos, los cuales son diferentes entre sí. En primer lugar, habría que decir que la artrosis, según la Sociedad Española de Reumatología, se produce por lesiones en los cartílagos de las articulaciones que dan lugar a dolor y falta de movilidad. Asimismo, la artritis causa hinchazón y rigidez en estas zonas y, aunque se sabe que dichos síntomas se deben al ataque del propio sistema inmunitario a los cartílogos, se desconoce qué la ocasiona.

Remedios naturales para el dolor en las articulaciones

La naturaleza brinda magníficas soluciones para aliviar los síntomas asociados tanto a la artritis como a la artrosis. Aunque no poseen la capacidad de sanar el problema, la realidad es que sí son capaces de ralentizar su avance. Por ejemplo, la cúrcuma, cuando se combina con pimienta, ejerce un potente efecto antiinflamatorio sobre la articulación afectada. Lo mismo sucede con el jengibre, una raíz tan potente que no tiene nada que envidiar a muchos medicamentos químicos.

Por su parte, el harpagofito, la raíz de una planta del mismo nombre, gracias a sus especiales principios activos, además de aliviar la hinchazón, también calma el dolor. Asimismo, el omega 3 y, en concreto, el EPA, resulta muy efectivo en este sentido, por lo que las personas que sufren de artritis o artrosis deben incluir en su dieta alimentos que lo contengan en grandes cantidades. Finalmente, solo queda hacer mención a la miel con canela, un remedio natural que, desde tiempos inmemoriales, es utilizado para tratar estos problemas y que tiene su origen en la medicina oriental.

Otros complementos para tratar la artritis y la artrosis

Existen otras muchas sustancias saludables para el organismo que pueden ayudar a mejorar los síntomas de estas enfermedades. Las más destacadas son:

- El ácido hialurónico: Puesto que forma parte del líquido sinovial y del cartílago, ayuda a mejorar la movilidad de las articulaciones.

- Colágeno. El colágeno es el principal componente del cartílago y, por ello, su consumo ayuda a retrasar su degeneración.

- Glucosamina. Otro componente del cartílago muy importante. Tomar esta sustancia ayuda a mejorar el proceso de recuperación de los tejidos y disminuye el dolor. Actualmente, se vende en muchas tiendas como suplemento alimenticio. La glucosamina HSNstore es un excelente ejemplo de ello.

- Silicio. Otro componente del cartílago cuyo consumo se recomienda con carácter preventivo.

- Condroitina. Este compuesto se debe combinar con el ácido hialurónico para ser más efectivo. Ideal para disminuir la inflamación y el dolor.

En definitiva, la artritis y la artrosis son problemas graves que afectan gravemente a la calidad de vida de las personas que los padecen. Sin embargo, gracias a estas sustancias, las cuales se pueden tomar a través de suplementos alimenticios, es posible retrasar su avance y reducir ostensiblemente los síntomas asociados.