ENTREVISTAS

Diana Riola: “Lo más satisfactorio del mundo es que te suelten un olé cuando estás en un escenario”

Jueves 09 de febrero de 2017
Con el cartel de "todo vendido" esta joven almeriense presenta en su tierra el espectáculo "Retales flamencos" con el que triunfó en París


Diana Riola es almeriense, tiene 25 años, y a esta edad no sólo ha puesto en pie una compañía de danza, es que además esa compañía ha puesto en pie al teatro Saint Maur en París (Francia) cuando estrenó “Retales flamencos”, el mismo espectáculo que este viernes podrá sentirse en el Teatro Apolo de la capital.

Explica la joven coreógrafa que su propuesta es “un recorrido desde lo más actual hasta la danza estilizada hasta el flamenco, o incluso el café-cantante o el patio de vecinos, recordando a esa antigua Andalucía”, y sobre ese hilo conductor se mueven cinco bailarinas un guitarrista, un percusionista, una cantaora, un bajo eléctrico, y una flauta travesera.

La pregunta de a quién gusta más su espectáculo, si a los puristas o a los partidarios de la fusión o el mestizaje, no tiene fácil respuesta. Diana Riola comienza diciendo que ese debate “es de siempre”, y añade que “no creo que tenga que haber separación de públicos”. Apunta que su espectáculo “quizá enlaza más con lo tradicional, pero no porque yo esté en contra de algo más moderno, sino porque me ha nacido así”.

Y si le ha nacido “así”, es porque “yo me lo imaginaba así”, declara la artista, quien recuerda que comenzó a bailar con tres años, cuando fue llevada a la academia Petipá en Roquetas de Mar, y a los 8 años empieza a cursar sus estudios profesionales en el Conservatorio Profesional de Danza de Almería obteniendo el título de Enseñanzas Artísticas Profesionales de Danza Española por dicho conservatorio. Pero hay otro momento especial y determinante en su vida, y que es el que la impulsa a pasar del baile a la creación coreográfica, y que narra con la pasión de quien tiene esos momentos grabados en la retina.

Con una de sus primas, y con su madre, acudieron al Maestro Padilla a presenciar la interpretación de Fuenteovejuna a cargo del Ballet Nacional “y no se me olvidará en la vida, le dije a mi madre ‘mamá, yo quiero hacer eso’ pero no es que yo quería bailarlo, lo que quería era hacer coreografías”. Tenía unos 13 años y descubrió que “me encanta coreografíar para muchas personas, me gusta mucho manejar el espacio, los dibujos espaciales”.
P

ero igual que cuenta aquel momento decisivo en su vida, lo hacen con la misma fuerza, para hablar de la acogida que tuvo en 2015 su espectáculo en Francia. Dice que fue “bestial”. Si con esa definición queda claro el impacto, amplía sus impresiones refiriendo que “fue como un sueño, el teatro estaba a rebosar, y el público aplaudió en pie” y aunque ella se sintió pletórica, no fue hasta que regresó a Sevilla cuando lloró de la emoción provocada por aquellos instantes. Y es que, admite que mover al público francés no es fácil, es más “sereno”, por lo que conseguir aquella reacción era todo un logro, aunque ella deja claras sus preferencias cuando admite que “lo más bonito del mundo es que estés en un escenario o en un tablao y alguien te jalee o suelte un olé, eso es lo más satisfactorio que puede haber”.

La segunda representación fue en Guadix, donde “la gente se lo pasó bomba, fue muy emocionante y hubo más contacto con el público” que es lo que a ella le gusta y a lo que aspira que ocurra en Almería, donde “no sé si me siento profeta o no, pero en mi tierra, cuantas más oportunidades me den, mejor”. Insiste en la necesidad de que se apoye institucionalmente la cultura, y en especial el flamenco, pero también reclama la colaboración entre todos aquellos que están en el mundo del espectáculo para que unos se ayuden a otros, sabiendo “que hay que empezar por escalón de abajo, y luego ir subiendo”.

En esa subida está ahora Diana Riola, con su propia compañía, con su propio espectáculo y con un éxito que le viene asegurado, y es que esta almeriense que se “reserva” unos minutos en cada actuación “para dejarme llevar y expresar lo que siento en el momento”, es muy concienzuda en el trabajo, como lo refleja su propio currículo académico y profesional.

Es licenciada en Grado Superior en la modalidad de Coreografía e Interpretación de Danza Española y Flamenco por el Conservatorio Superior de Danza ``María de Ávila’’ de Madrid, completa su formación con la realización de numerosos cursillos en las diferentes disciplinas que comprenden la Danza Española. En flamenco con maestros como Rocío Molina, Rafaela Carrasco, Belén Maya, Juana Amaya, Pastora Galván, Isabel Bayón, Paco Mora, Javier Latorre, Antonio ``El Pipa´´, Chiqui de Jerez, Javier Palacios, Manuel Liñán, Rafael Campallo, Mariano Bernal, Mercedes Ruiz, Soraya Clavijo, Javier Velasco, David Coria, José Maldonado, Jonathan Miró, Eduardo Guerrero, Miguel Vázquez, Esther Falcón entre otros; en Danza Estilizada, Goyo Montero, Javier Palacios, Aída Gómez, Pilar Pérez Calvete y Pilar Ramírez; en Escuela Bolera, Raquel Alarcón y en Folklore con Pilar Azorín, Sonia Miranda, José María Molero, Martín Castaño y Juanjo Linares. Amplía sus conocimientos artísticos con otros estilos como la Danza Contemporánea de la mano de Ariel Jaenish, Ángela Rodríguez, Willi Arroyo, Gregor Acuña, Luka Yexi y Therese Lorenzo. Actualmente sigue formándose en la escuela sevillana con Alicia Márquez.

Ganadora de varios premios a nivel provincial en Concursos Coreográficos de Almería y Andalucía. En 2012 gana el 5º Premio en el VIII Certamen de Danza y Artes Escénicas de Alcobendas (Madrid) con la coreografía Núcleo.

Participa en numerosas actuaciones a nivel nacional destacando la del Certamen Coreográfico de Castellón 2011, en categoría de Artista Invitada como elenco de la coreografía ``Amores de Solana´´ de Javier Latorre, representada anteriormente en el Teatro de la Resad de Madrid. Forma parte del elenco de la coreografía ``Mujeres´´ de Elvira Andrés, ex directora del Ballet Nacional de España, con la que realiza actuaciones en diferentes teatros madrileños durante el 2012. Combina su faceta artística con la docente, impartiendo clases de Predanza, Danza Clásica y Flamenco en Madrid.

En 2014 trabaja como bailaraora en el tablao ``El Palacio Andaluz´´ de la capital, combinándolo con su labor docente en la Escuela Superior de Artes Escenicas de Málaga ( ESAEM). Forma parte del CAD (centro andaluz de danza) donde ha recibido clases de Danza Estilizada y Flamenco con Miguel Ángel Corbacho y Rubén Olmo durante el curso 2013/2014 y durante el 2014 continúa su formación con Belén Maya, Juana Amaya y Lucía ``La Piñona´´, David Pérez y Manuela Carrasco en flamenqueria.

Ha sido bailarina solista en la ``Orquesta di la Strada´´ con actuaciones por la provincia almeriense, Granada, Punta Umbría (Huelva), Málaga y Sevilla, con un gran reconocimiento por diferentes medios de comunicación.

TEMAS RELACIONADOS:

Archivos adjuntos Escuche las declaraciones dianariola.mp3