ENTREVISTAS

Fernando Martínez: “¡Claro que Pedro Sánchez incluye a Andalucía como nación!”

Miércoles 12 de julio de 2017

El secretario general de la Agrupación Socialista de Almería capital y miembro de la Ejecutiva de Pedro Sánchez, no cree que el resultado de las Primarias vaya a pasar factura a nadie a la hora de confeccionar la lista para las elecciones municipales... pero que ahora quien decide son los militantes



Fernando Martínez es un gran conversador, porque su profesión de catedrático de Historia en la Universidad de Almería, y su vocación social que le ha permitido ser concejal y alcalde de la capital almeriense en momentos críticos, le dota de una capacidad para ver cualquier asunto con una perspectiva de la que el político habitualmente carece por estar acostumbrado al cortoplacismo.

Así, comenzamos hablando del monumento a los Mártires de la Libertad y de si se debe o no mover de la Plaza de la Constitución, y su respuesta ocupa tres cuartos de hora largos -en esencia, lo que el lector ya ha podido conocer en una información publicada días atrás-, y acabamos mentando el asesinato de Blas Infante y la “sanjurjada”, sin olvidar alguna referencia al disco “La tierra está sorda” de Barricada. Delante, unos cafés.

El hombre al que Pedro Sánchez ha elegido para que se ocupe en su Ejecutiva de los temas de la llamada “memoria histórica”, se reconoce como un “estrecho colaborador” del reelegido secretario general del PSOE “desde hace tiempo”, hasta el punto de tener contacto telefónico “casi diario”. Esa relación se produce principalmente cuando Sánchez tiene interés en conocer detalles de la historia del Partido en algún lugar o momento concretos, por lo que parece que a quien menos sorprendió que el nombramiento fue al propio Martínez, que ha sido un sus principales valedores en las Primarias.

Quien ocupa la secretaría general de la Agrupación Socialista de la capital almeriense sostiene que “tenemos que construir el socialismo del futuro con unos paradigmas diferentes, hay que refundar el partido, y esa refundación no es una ruptura”.

Pero hay un hecho cierto, y es que mientras la militancia da una y otra vez su claro apoyo a Pedro Sánchez, las dos veces que éste se ha presentado a una elecciones generales, ha perdido estrepitósamente. Eso no volverá a ocurrir ahora, según Fernando Martínez, quien asegura que “tras la defenestración del secretario general la militancia ha despertado”, y en ese análisis, frente a los que opinan que el caladero de votos está en el centro, él sostiene que “estamos perdiendo votos, y fundamentalmente por la izquierda, hay cantidad de cosas a las que el PSOE no está dando respuesta, puede ser que tengamos unos proyectos que han sido magníficos en los años 70, 80 o 90, con Felipe González, Alfonso Guerra y toda aquella época, hemos transformado este país impulsando el estado del bienestar... pero en este momento seguir hablando el recuerdo no mueve votos, porque hay que plantearse la nueva realidad social, económica y política”.

“Tras la defenestración del secretario general la militancia ha despertado”

En su opinión, la socialdemocracia europea -en la que inscribe al PSOE- lo que viene haciendo es “edulcorar el neoliberalismo que triunfa en toda Europa sin dar respuestas propias”. De ahí que “muchos de nuestros hijos se hayan ido a Podemos” por no haberse actualizado el PSOE, todo lo cual ha convulsionado a esta organización, que se ha rearmado de orgullo por su pasado y se ha dispuesto a prepararse para el futuro, que es el momento en que se encuentra ahora, según el análisis del socialista.

“Cuando todo esto se pone encima de la mesa, la gente empieza a mirarnos de nuevo, está pendiente de qué hacemos, hay gente que está volviendo, y te puedo decir que el nivel de afiliación está creciendo”, pero detalla que la aspiración no es solo “partidista, queremos lanzar un proyecto con toda la sociedad, un proyecto de transformación”.

El profesor responde como quien imparte una conferencia, yendo al fondo, consciente de que todo tiene una razón de ser, y de que si, por ejemplo, confía en unos buenos resultados electorales con Pedro Sánchez tras dos estrepitosos fracasos, no es por la fe del militante en el líder, sino por que hay elementos que así lo apunta.

En el debate de la corrupción, critica que el PP siga recibiendo votos a pesar de su situación, y cuando se le recuerda que eso mismo afecta y ha afectado al PSOE, no tiene empacho en “es preocupante que voten al PP o al PSOE cuando tiene corrupción, porque es ser permisivos con algo que en otros países será inaceptable”. Aunque los datos demuestran que los casos de corrupción sí pasan factura a los partidos afectados perdiendo votos, pero que si siguen ganando es quizá porque la alternativa no logra cautivar al elector, lo acepta, pero insiste en que “no podemos permitir partidos corruptos en las instituciones”.

Hablando del rearme moral que precisa la sociedad española, entramos de nuevo en la importancia que Pedro Sánchez quiere darle a la “memoria histórica” al crear el puesto que él ocupa, lo primero que explica es al tragedia que supuso para tantas familias aquellos asesinatos al borde de las cunetas o en las tapias de los cementerios, fosas comunes, muertos sin identificar, familias estigmatizadas y condenadas al ostracismo. Recuperar el recuerdo de aquellas personas, y reparar el daño que se les causó, “no es más que seguir la doctrina de Naciones Unidas sobre Derechos Humanos y desaparecidos”. Insiste mucho en aclara que “no hay que hacer un uso político de estas políticas de memoria, y España es el único país civilizado con fosas comunes, y una democracia no se asienta hasta que no hay reparación”.

"No hay que hacer un uso político de estas políticas de memoria"

No niega que sea necesario el recuerdo y la reparación del resto de víctimas de la Guerra Civil, las del lado de los sublevados, pero añade que durante cuatro décadas ya se les tributó esa memoria.

Una de las afirmaciones más polémicas del “nuevo” Pedro Sánchez, es que España es un Estado plurinacional, pero más allá de si se comparte esa visión, lo que a muchos andaluces preocupa es que pudiera suponer una ruptura con lo que logramos el 4 de Diciembre de 1977 y luego ratificamos en dos referendos más en 28 de Febrero. La pregunta es muy clara ¿cuando Pedro Sánchez habla de plurinacionalidad, incluye a Andalucía como nación?; y la respuesta no lo es menos: “¡pues claro! Además, si es que Pedro no tiene que incluir o dejar de incluir nada, lo dice nuestro Estatuto de Autonomía en su artículo dos, dice eso, nosotros la conquistamos, esa es la plurinacionalidad”.

Lo que sí diferencia Fernando Martínez es entre el concepto “nación” y el concepto “soberanía”, y considera que la “soberanía” reside en el conjunto del pueblo español, para lo que recurre incluso a citar a Nicolás Salmerón, aquel almeriense que presidió la I República Española y militó en la nacionalista Solidaridad Catalana. Vuelve el político a tirar de su faceta de historiador para abordar el federalismo como solución al problema territorial. No cabe, dice, crear “nuevos estados” dentro de España, pero sí de “articular” las relaciones para “30 o 40 años más, porque quien cierre los ojos y no quiera ver que hay problema con Cataluña o con otros territorios, está fuera de la realidad”.

Hacemos el último cambio de tercio mientras apuramos los cafés, y el tema son las Primarias ¿no son un galimatias que acaba enfrentando a todos contra todos?

No lo piensa así Fernando Martínez, que luce haber contribuido a la victoria de Sánchez en la capital, donde el portavoz municipal, Juan Carlos Pérez Navas, apostaba por Susana Díaz, y a su vez a nivel provincial, quien ha ganado también es ésta, aunque perdiera en sus aspiraciones federales.

¿Pasará factura a Pérez Navas haberse posicionado en el bando susanista cuando aspire a encabezar la candidatura a la Alcaldía de la capital? Según el secretario general de la Agrupación de la capital “no tiene nada que ver”, y se pone de ejemplo a sí mismo, que defendió a Carme Chacón frente a Alfredo Pérez Rubalcaba, pero tras ganar éste, escribió un artículo poniéndose al servicio del nuevo secretario general federal. “Yo creo que eso es la cultura del Partido Socialista y eso es lo que va a funcionar” concluye.

Critica que los partidos “en general” no están dirigidos “por los mejores” cuando se designan a dedo, y con las Primarias “tenemos que afinar”, y que “hay que ganarse el puesto, la gente se tiene que presentar, no depende de uno, depende de los militantes”. En ese sentido no evita el elogio a sus compañeros de la Ejecutiva Federal, destacando que son un “un gran equipo”.