www.noticiasdealmeria.com
No hay herida sin importancia para un diabético
Ampliar

No hay herida sin importancia para un diabético

Hospital HLA Mediterráneo dedica su mesa ‘Más Saludable’ al cuidado de las lesiones en pacientes con diabetes.


El primer Informe Mundial sobre la Diabetes, publicado en 2016 por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya ponía su acento sobre la relevancia social de esta grave enfermedad crónica que se desencadena cuando el páncreas no produce suficiente insulina o el cuerpo no utiliza con eficiencia la producción de esta hormona que regula el nivel de glucosa en sangre. Según sus estimaciones, los casos diagnosticados en adultos en todo el mundo han pasado de 108 millones (1980), a 422 millones (2014), con la previsión de que se duplique esta cantidad en los próximos 20 años.


Desde HLA Mediterráneo, muy conscientes de la incidencia social, familiar y económica que acarrea esta patología, se celebra nuevamente su mesa Más Saludable sobre Diabetes, en esta oportunidad, con el fin de transmitir las principales pautas para la prevención de las temidas lesiones cutáneas y los cuidados necesarios para tratarlas cuando ya se han producido, evitando una mala evolución del caso.

“El paciente diabético sufre con bastante frecuencia dos complicaciones crónicas que le predisponen a que, frente a cualquier pequeño golpe o traumatismo, la situación pueda agravarse”, informa el doctor Cepero, endocrinólogo de HLA Mediterráneo, quien explica que “una es la neuropatía, que disminuye la sensibilidad dolorosa y la otra, la falta de riego sanguíneo que impide que las heridas se curen y cicatricen adecuadamente. Su evolución es peor que en los no diabéticos y aumenta el riesgo de que una lesión pequeña acabe formando una ulceración mucho mayor, lo que hace imprescindible tomar medidas preventivas para la detección precoz”.

El cuidado de los pies diabéticos, paso a paso

La diabetes es una enfermedad que demanda una dedicación y formación especial del enfermo. “El cuidado de los pies es una tarea básica dentro de los cuidados generales del paciente, que debe revisárselos a diario (autocuidado) y, por otro lado, los chequeos médicos deben incluir periódicamente la exploración reglada del pie por parte de la enfermera educadora de Diabetes”, alecciona el endocrinólogo y asegura que “cualquier herida en los pies de un diabético debe ser motivo para acudir pronto a su médico o enfermera de referencia”.

Para evitar las complicaciones derivadas de una herida, igual en el pie que en otra parte del cuerpo, el profesional advierte que “el diabético debe estar atento a los síntomas de alarma entre los que se destacan el enrojecimiento de la lesión, la aparición de supuración y, sobre todo, si hay fiebre o afectación del estado general lo que indicaría que la infección se ha extendido al resto del cuerpo”.

Prevención para evitar la cirugía

Para el especialista del Grupo HLA en Almería, “la cirugía siempre es el último recurso y suele representar el fracaso del proceso preventivo, que debería haber evitado llegar a este punto, si se hubiera realizado una detección rápida y tratado de modo adecuado este proceso. En todo caso, la necesidad de cirugía es una decisión del cirujano vascular, disponiendo de toda la información de cada caso en particular”.

Antes, mejor actuar con rapidez al detectar una herida. Según Teresa Alzate, enfermera educadora en Diabetes del centro sanitario, “lo primero es mantener la herida limpia y a continuación buscar el origen. Es conveniente consultar con su médico o enfermera educadora, ya que dependiendo del tipo de herida y sitio de la misma requerirá un cuidado especial”.



En ocasiones la desinformación lleva a algunos pacientes diabéticos a practicar curas nada recomendada por los sanitarios, como la llamada ‘cirugía de cuarto de baño’ que, como aconseja Alzate, “no deben utilizarse elementos corto punzantes, ya que pueden empeorar la lesión ya sea por infección o por la extensión de la zona afectada”. En cuanto a los productos o fármacos utilizados para las curaciones, la enfermera advierte que “cada caso es único y en función de ello se debe tratar”.



Para evitar recurrir a las curaciones, siempre será mejor prevenir la aparición de cualquier tipo de lesión. Para ello, la educadora en Diabetes enumera “los principales cuidados a tener en cuenta: higiene diaria, evitar la ‘cirugía de cuarto de baño’, mantener la piel hidratada mediante emolientes o hidratantes adecuados para pacientes con Diabetes Mellitus, no exponer la piel a temperaturas extremas y evitar traumatismos, no ir descalzos y caminar unos 30 minutos diarios, evitar el consumo de tabaco, controlar la glucemia y, ante cualquier cambio de coloración o temperatura, consultar con la enfermera educadora”, concluye la profesional.

Sobre HLA Grupo Hospitalario

El Grupo Hospitalario HLA está compuesto por 15 hospitales integrados con 30 centros médicos multiespecialidad y una red de unidades de referencia en tratamientos de última generación, 40 clínicas dentales, 9 unidades de reproducción asistida, 26 clínicas oftalmológicas dotadas de la más avanzada tecnología y 464 centros de análisis clínicos completan la estructura que HLA pone a disposición de sus pacientes. Con 1300 plazas de hospitalización HLA es un referente en la atención hospitalaria y ambulante. Más de 35 años de experiencia y presencia en seis países configuran un modelo de atención que basa su filosofía en el trato humano, la excelencia, el liderazgo, la responsabilidad y la especialización.