www.noticiasdealmeria.com

COP21 y China

google+

Comentar

Imprimir

Enviar








Compro en China, bueno, llámese China o llámese Pakistán, o la India. Pero no porque me gusten especialmente o quiera apostar por sus economías. No me entiendan mal, no tengo nada en contra de esos países. Pero casi todo producto que compro lleva la marca “Made in China” y siempre tengo dudas sobre las condiciones laborales de los trabajadores o si siguen las normas medioambientales que se piden en Europa. La COP21 es para mí más que derechos medioambientales, son también derechos humanos. La sostenibilidad también tiene que ser social.



Las condiciones medioambientales que he leído que se siguen en China son poco recomendables de seguir en España, y mientras nos dicen que tenemos que reducir el CO2, que el reciclaje es importante, que si eco-diseño. Luego en la mayoría de los casos la manera de fabricar los productos carece de esas normas que ya damos por básicas en Europa. Por lo que la contaminación sigue siendo un problema. Aumenta el nivel de CO2 a niveles alarmantes.

Europa tiene muchas políticas para reducir el CO2, pero tendríamos que decir que la mayoría de nuestros productos se hacen en China o la India, con condiciones bastante malas y con unos transportes que aumenta aún más el CO2, y con ello se nutre el peligro del Cambio Climático.



Claro que, no tenemos más remedio que consumir allí para sustentar nuestras economías, pues los productos electrónicos vienen de allí, sea Apple, o Bq. Sea Sony o HP. La ropa viene de países como la India, Bangladesh, China… cualquier país en el que los trabajadores no es que ganen una millonada y donde pueden explotar a la gente de mil maneras diferentes.



Según un documental de la BBC, las condiciones de los trabajadores de Apple son paupérrimas. La famosa Foxconn trabaja para Amazon, Apple, Sony, Microsoft y más. Consiguiendo numerosas denucias por las condiciones de los trabajadores.

El tema de la ropa es otro sangrante. Y encima con protagonistas españoles. El mes pasado mucha gente se maravilló de que Amancio Ortega fuera el hombre más rico del mundo durante unas horas. A mi este hecho me resulta curioso. Pues Inditex ha tenido numerosos escándalos con la ropa. Brasil ya ha destapado varios talleres con obra esclava de Zara, pero no es solo exclusivo de Brasil pues en Argentina también pasó. En la India también lo pasan bastante mal con este tema.

Salarios de 1,3 euros diarios por 68 horas de trabajo a la semana, ambientes insalubres, sin derechos como la prestación en caso de enfermedad, privación de libertad… sin contar el incendio que hubo hace unos años en Bangladesh donde murieron 300 personas.



¿Son estos de verdad los productos que queremos comprar? ¿A las personas que queremos enriquecer?



Mientras en Europa luchamos por la mejora de nuestras condiciones laborales, seguimos apostando por países que tratan a las personas como meros esclavos y donde los derechos medioambientales son peores que en España que ya es decir, que producen nuestros zapatos, nuestros abrigos, nuestros ordenadores y compramos sin rechistar. Es complicado pero podemos cambiarlo. Diciendo quiero un producto hecho por una persona que tenga una vida digna. Como esta empresa de Holanda que ha creado el FairPhone. Que tiene un programa fenomenal sobre el ciclo de vida del terminal. Lo crean de una manera para que repararlo y reutilizarlo sea fácil. Así como si llegado un momento es necesario de reciclarlo, hacerlo de la manera más limpia para el medio ambiente y para aprovechar todo lo que se pueda.