www.noticiasdealmeria.com

Un nuevo alcalde para un tiempo nuevo

google+

Comentar

Imprimir

Enviar



Almería vive hoy un momento histórico. El Auditorio Municipal Maestra Padilla es escenario de la elección del quinto alcalde democrático de nuestra ciudad. Ramón Fernández-Pacheco representa a una nueva generación de jóvenes preparados, con experiencia en la gestión y, sobre todo, comprometidos con la sociedad en la que viven y con la ilusión necesaria para pilotar las transformaciones y reformas que demandan los almerienses.
Conozco a Ramón desde el colegio, ambos tenemos prácticamente la misma edad, forjamos nuestras inquietudes políticas en las Nuevas Generaciones del Partido Popular, somos concejales desde el año 2011 y tenemos una indudable vocación de servicio público, en él incrementada, además, por su ADN, no en vano su abuelo y bisabuelo también fueron alcaldes de Almería.
Cercano, dialogante, leal y siempre dispuesto a escuchar, sereno en sus formas, pero firme en sus convicciones y con las ideas claras para interpretar las necesidades de los almerienses y hacer de Almería una ciudad mejor cada día, puedo asegurar sin temor a equivocarme que los almerienses seguiremos estando en buenas manos, las de un alcalde con la preparación y el sentido de la responsabilidad necesarios para asumir con plenas garantías la Alcaldía de Almería y abrir una nueva etapa de gestión municipal, en la que se combinen la experiencia adquirida y el impulso de una generación de políticos que llega con muchas ganas de hacer cosas por su ciudad.
Iniciamos un tiempo nuevo, un cambio tranquilo que no renuncia a un pasado reciente que ha hecho que nos sintamos orgullosos de nuestra ciudad. Son muchos los retos que tenemos por delante, se abre una etapa ilusionante, de muchas esperanzas, pero también de mucha responsabilidad, en la que todos debemos participar porque los protagonistas del futuro no son el Ayuntamiento, ni el alcalde, ni los concejales, somos todos los almerienses. De nosotros depende construir ese proyecto común en el que cabemos todos y que se llama Almería.