www.noticiasdealmeria.com

Bonilla no cree que sea momento de pedir cuentas por el resultado de un PSOE que ha "resistido" mientras Podemos "se desinfla"

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El presidente del PSOE provincial justifica los resultados de Almería enmarcándolos en la situación producida a nivel estatal entre "la derecha y la extrema izquierda"

El presidente del PSOE de Almería y alcalde de Vícar, Antonio Bonilla, no cree que sea el momento de pedir cuentas por los malos resultados obtenidos en las elecciones generales en la provincia, ya que los enmarca en un ámbito más general.

Bonilla afirma que “nunca en la historia de la democracia hemos tenido una situación tan adversa como esta” y apunta a la “pinza” de la “derecha” por un lado y de la “extrema izquierda” por el otro, en referencia al Partido Popular y a Unidos Podemos. Frente a eso, “el PSOE ha obtenido a nivel nacional un resultado razonable, no el que queríamos, porque salíamos a ganar, pero es razonable”, a pesar que los 90 escaños que tuvo en diciembre de 2015 y fueron su mínimo histórico, se han quedado ahora en 85.

Para el también responsable de la campaña en el Poniente, lo más relevante es que “el objetivo de nuestros adversarios no se ha cumplido” ya que no se ha producido “sorpasso” ni en escaños ni en votos.

En esa línea no entra a valorar los resultados en Almería, ya que se muestra convencido de que es todo fruto de esa “estrategia montada a nivel nacional” desde PP y Podemos, y que eso tiene su reflejo en el ámbito andaluz y provincial, y “la reflexión habrá que hacerla pero el ámbito estratégico es a nivel nacional”. A pesar de ello “el Partido Socialista resiste, porque tiene una base sociológica muy sólida y una estructura política territorial muy consolidada en todo el territorio nacional”.

Bonilla dice que “el PSOE tiene una base amplia de electorado y debe trabajar en seguir siendo el partido de referencia de la izquierda progresista, y ahí es donde tenemos un espacio que consolidar, generar mucha ilusión en la gente que históricamente ha votado socialista, y eso es una reflexión que se está haciendo a nivel general y que nosotros tenemos que asumir también en Almería y en cada uno de los pueblos”.

Para el líder socialista el efecto Podemos no es algo nuevo, y recuerda la metáfora de “las dos orillas” que promovió el comunista Julio Anguita, pero su intención de convertirse en hegemónicos “se ha demostrado que era un proyecto vacío, , hueco, y todo era una realidad virtual, y eso es lo que los ciudadanos han percibido, y por eso ese desplome de esa unión temporal de partidos, y el gran intento último fue el pacto con IU, que se ha demostrado que nunca jamás podía funcionar, y no ha dado resultado”. En su opinión Podemos “se está desinflando, y al final el agua volverá a su cauce natural, el centro progresista, que es el que lidera el Partido Socialista”.

La “marca socialista” es según Bonilla, la “solidaridad y la cohesión entre todos los territorios de ámbito nacional, y no una oferta a la carta, que se ha demostrado que no da resultado”.

Respecto a qué debería hacer el PSOE, si votar en contra de la investidura de Mariano Rajoy como presidente, o abstenerse y así facilitar las cosas, Bonilla mantiene el discurso oficial, de que el presidente en funciones debe buscar primero entre sus más próximos ideológicamente, y recuerda que ha salido reforzado en votos y escaños por lo que “la ciudadanía ha hablado”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.