www.noticiasdealmeria.com

Gracias

google+

Comentar

Imprimir

Enviar



Los almerienses han vuelto a confiar mayoritariamente en el Partido Popular y como de bien nacidos es ser agradecidos quiero que mis primeras líneas sean de agradecimiento a todos los almerienses que con su voto depositaron su confianza en nuestro proyecto político, pero también a quienes no lo hicieron porque ello nos obliga a no dormirnos en los laureles y a recordarnos que hay que seguir trabajando para que cada vez sean más lo que crean en el PP.
En Almería, el Partido Popular ganó las elecciones con 131.377 votos, 13.742 más que en las anteriores generales, y es la provincia andaluza donde más ventaja sacamos al PSOE, con 15,37 puntos porcentuales, obteniendo un escaño más que los socialistas en el Congreso y dos más en el Senado, donde mantenemos los tres senadores. En la capital, el crecimiento ha sido aún mayor y hemos sido la primera fuerza política con 16.100 votos más que el PSOE, un 17.08% más, habiendo aumentado el número de votos en 4.698, un 5,24%, con respecto a las Generales de diciembre de 2015.
Las urnas han hablado, ahora nos toca a nosotros devolver esa confianza con más trabajo, con más esfuerzo, con más diálogo y con más ejemplaridad. Un voto no es un cheque en blanco, más bien al contrario, es un préstamo que los ciudadanos otorgan a los políticos cada cuatro años y depende de nosotros que nos lo renueven o no. Ya lo dijo el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, en la Junta Directiva Provincial del pasado jueves, “no podemos festejar una victoria mientras siga habiendo familias almerienses con problemas de paro. No nos podemos sentir satisfechos mientras no terminemos de traer a Almería infraestructuras necesarias como el AVE. Y sé que la próxima legislatura será la del AVE igual que la pasada fue la de la A-7”. En definitiva, con la victoria electoral no termina nada. Todo lo contrario: comienza una tarea muy dura y exigente y en la que no podemos defraudar a quienes han creído en nosotros.