www.noticiasdealmeria.com

27 de noviembre: Nuevas elecciones

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Al día de hoy, como dice ahora el Sr. Sánchez, esta sería la fecha de las nuevas elecciones generales, si alguien no lo remedia, consecuencia lógica de las posturas que vienen manteniendo las distintas fuerzas políticas.
En principio, pareció que los resultados salidos de las urnas el pasado 26J habían clareado la situación, al haber obtenido el PP 137 diputados y perder votos y escaños el resto de los Partidos, especialmente el PSOE con los peores resultados de su historia en democracia. No se ha aclarado el panorama y España se encuentra en una encrucijada tan diabólica como lo estuvo tras el 20 de diciembre.
Sorprenden las declaraciones de unos y de otros, especialmente de los Partidos llamados constitucionalistas, PSOE y C´s, los únicos que con su posición harían posible la formación del nuevo Gobierno al Partido que ha obtenido mayor número de votos, el PP.
Empezando por C´s, Partido con enorme proximidad ideológica con el PP y que se encuentra en posiciones absolutamente contradictorias. Para la primera sesión de investidura (si es que se produce) del día 2 de agosto, ya han anunciado el NO al Sr. Rajoy. Paradójicamente, y sin haber oído en el Congreso el programa político del candidato, ya anuncian para la segunda sesión, dos días más tarde, su abstención, absolutamente inútil si, como parece, el resto de formaciones siguen manteniendo el NO. ¿A qué juega C´s? ¿ Acaso el Sr. Rivera piensa que con su postura traslada la opinión de los casi 3 millones de españoles que le dieron su voto el 26J, por cierto 400.000 menos que en diciembre y no sólo por la Ley electoral?.
Mientras tanto el PSOE sigue manteniendo, al día de hoy, su posición recalcitrante, avalada por su Comité Federal, de no votar al Sr. Rajoy, ni abstenerse, con lo cual es imposible que el PP llegue a los 176 votos necesarios. Es evidente que, si al final, el Gobierno sale adelante con los 137 votos del PP, estaríamos ante un gobierno títere, inerme a las cargas de unos y de otros, imposible de sacar adelante los graves problemas que ante sí tiene España, con el país, además, bloqueado legislativamente por la mayoría que ostenta el PP en el Senado.
Es obvio que ningún Partido está pensando en los intereses generales de los españoles. Están instalados en estrategias partidistas, más propias de una partida de mus, pero sin llegar a mostrar, ninguno, sentido de Estado ni generosidad para ayudar, al menos algo, y así poder salir de este callejón oscuro que a tantos nos avergüenza.
Por ello, si en las dos sesiones de investidura de principios de agosto no se constituye el Gobierno, las previsiones constitucionales comenzarán a andar, nuestros “ padres de la Patria” tendrán dos meses por delante para alcanzar algún acuerdo, solo razonable con el PP, qué, de no producirse, nos lleva indefectiblemente a unas nuevas elecciones, las terceras, el 27 de noviembre, por cierto,domingo, que, al menos, esto sí ha sido tenido en cuenta. Por supuesto, que me gustaría fallar en mi pronóstico e incluso nada me impediría pedir disculpas a quienes puedan sentirse molestos por mi premonición.