www.noticiasdealmeria.com
El Patio de los Naranjos se llena con la presentación de ‘Cuando Almería era Almariyya’
Ampliar

El Patio de los Naranjos se llena con la presentación de ‘Cuando Almería era Almariyya’

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

La obra coeditada por la Asociación y el Instituto de Estudios Almerienses fue comentada por los presidentes de ambas instituciones y el coordinador del libro, Lorenzo Cara

Bajo la atenta mirada de una Alcazaba vigilante, anoche se presentó el libro ‘Cuando Almería era Almariyya. Mil años en la historia de un reino’. Esta publicación, coeditada por la Asociación Amigos de la Alcazaba y el Instituto de Estudios Almerienses (IEA), supone un trabajo de síntesis fundamental en lo que se refiere al inicio de la taifa almeriense en el siglo XI y a las investigaciones realizadas con motivo del milenio de Almería. Los presidentes de las dos entidades promotoras de la obra, así como el coordinador de la misma, Lorenzo Cara Barrionuevo, dieron a conocer los detalles de este trabajo a un público que llenó a rebosar el Patio de los Naranjos. Tras la presentación del libro, los asistentes pudieron disfrutar del espectáculo musical ‘El duende de Oriente’, interpretado por el grupo Almedina y ejemplo fiel de la fusión cultural que define a Almería.
Francisco Verdegay, vicepresidente de Amigos de la Alcazaba, fue el maestro de ceremonias en una noche llena de emoción que culminaba un trabajo de más de dos años de investigación y esfuerzo. Tras los agradecimientos a las autoridades y público asistente, tomó la palabra el jefe del Acuartelamiento de la Misericordia, Joaquín Varela, que dio la bienvenida al público al mítico Patio de los Naranjos. A continuación, Francisco Alonso, presidente del Instituto de Estudios Almerienses, agradeció, entre otros, el apoyo de los concejales presentes, los ediles de Cultura, Ana Martínez Labella; de Movilidad, Rafaela Abad; y el alcalde accidental, Manolo Guzmán. Asimismo, reconoció el empeño y el interés de Amigos de la Alcazaba, “que piden, pero también ofrecen, y que están tan presentes en nuestro Instituto”. Describiendo ‘Cuando Almería era Almariyya’ como “el único libro científico, riguroso y divulgativo del milenio de Almería”, el presidente del IEA aseguró estar “orgulloso de presentar esta obra”.
María Teresa Pérez, presidenta de Amigos de la Alcazaba, incidió en las dificultades superadas a lo largo de más de dos años para que este libro viera la luz. Por ello, agradeció también sus esfuerzos al IEA, así como la implicación de la sociedad civil en la celebración del milenio de Almería, “aunque las expectativas no se cubrieran del todo”, recordó en referencia a la falta de apoyo institucional recibido en su momento. “Este libro es una reflexión histórica”, declaró María Teresa, que afirmó también que “hay que comprender el pasado para hacer el futuro” y señaló algunos de los temas que trata la obra y que pueden trasladarse al debate de la actualidad.
El arqueólogo e historiador Lorenzo Cara Barrionuevo, coordinador de ‘Cuando Almería era Almariyya’ y uno de los autores con una bibliografía más extensa sobre la historia de Almería, habló del carácter “riguroso y divulgativo” del libro, al que definió como “un trabajo de síntesis fundamental”. Además del profundo repaso de uno de los periodos históricos más florecientes de Almería, Lorenzo Cara resaltó las 13 rutas que se incluyen en la obra para conocer y disfrutar del patrimonio cultural andalusí de esta tierra y que aúnan “conocimiento y reflexión”. Finalmente, el historiador se mostró “satisfecho de este trabajo, aunque creo que el patrimonio de Almería se merece más”.
Tras la presentación del libro, del que los socios titulares de Amigos de la Alcazaba que asistieron al acto recibieron un ejemplar gratuito, se pudo disfrutar de una velada que unió las culturas de las dos orillas del Mediterráneo en ‘El duende de Oriente’. Esta propuesta del grupo Almedina ofreció una fusión entre las raíces artísticas y culturales más arraigadas en Almería, con reminiscencias árabes y flamencas. El cuadro de artistas almerienses formado por Lidia Plaza, al cante; Juan David Lázaro, a la guitarra flamenca; Moisés Santiago, a la percusión y Fali Molina, al contrabajo; acompañaron el arte del baile de Rocío Rodríguez, que entretejió las ondulaciones de la danza oriental con el taconeo flamenco en un espectáculo lleno de belleza.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.