www.noticiasdealmeria.com

El caso Espinar

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El pasado domingo, nos habló el Sr Sánchez sobre las presiones ejercidas desde distintos ámbitos hacia decisiones políticas, y aunque en prisa les produzca risa, hoy no ha habido telediario que no abriera con el tema del Sr Espinar o como será conocido a partir de hoy, Espinar II, el especulador.

Su delito vender un piso mas caro de lo que le costó, vamos lo que se dice un criminal de guerra, la guardia civil ha cercado su casa, él se ha atrincherado dentro con unos discos de Quilapayún.

Vista la poca medida que tiene los medios, ahí van unos consejos dirigidos a los medios de comunicación, claro está, sin plus valía.



Podrían ustedes hacer un seguimiento de los líderes de Podemos, ¿Han estudiado el asunto de las propinas? se le puede sacar mucho jugo. Figúrense este titular:

"El señor Errejón que tanto ha hablado sobre la situación paupérrima de la clase trabajadora, se le ha visto rebañar la vuelta cuando pagó su café con media tostada, circustancia éticamente reprobable" Esto lo podrían adornar con fotos de la familia del camarero, en estado deplorable.

¿Y por qué no sobre el tema de los conflictos de genero? Podrían aprovechar una mirada perdida de Echenique y enfocarla hacia unos gluteos de mujer, esta circustancia podría engendrar un titular del tipo:
"Echenique que tanto dice defender la igualdad de genero pierde las formas para mostrarno su verdadera cara"

U otra foto de Pablo Iglesias adelantando a una señora mayor, sin ayudarle a cruzar la calle, poniéndo el énfasis en el trato inhumano de PODEMOS con la tercera edad.

En fin una pena, el trato vejatorio a periodistas, los despidos, la utilización del periodismo para otros fines muy distintos de la información . El cuarto poder sumido y sumiso ante el primer poder, la independencia se fue con Lou Grant.

Me quedo con Lisa Simpson cantando aquello "La fábrica es suya pero nuestro el poder" pero Lisa, la fábrica, el periódico, los boletines oficiales, la policia, el ejercito, la banca...y el poder Lisa, sí también el poder es suyo Lisa. Conviene saber la verdad, si de verdad queremos cambiar la realidad