www.noticiasdealmeria.com

+ Rehabilitación = Mejor ciudad

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

En nuestro objetivo de mejorar el Centro Histórico y dinamizar la economía de la ciudad, el Ayuntamiento de Almería ha puesto en marcha el nuevo Programa de Ayudas para la Rehabilitación de Viviendas y Edificios, señalando como fecha límite el 13 de marzo para la presentación de solicitudes.

Destinamos este año 500.000 euros en concepto de ayuda y subvención a aquellas actuaciones dirigidas a la conservar y rehabilitar viviendas y edificios residenciales, dentro y fuera del Casco Antiguo. El objetivo municipal es agotar la totalidad de la partida, llegando al mayor número posibles de solicitantes. Con este programa, vigente desde 1996, el Ayuntamiento pretende, además de promover la conservación y rehabilitación de viviendas, impulsar la actividad económica de la ciudad y crear empleo, reactivando de manera especial el sector de la construcción.

Como en convocatorias anteriores, la concesión de estas ayudas municipales contempla tres líneas de actuación, una de ellas de carácter preferente, y cuenta con el consenso de la oposición. Como novedad, el citado ámbito de actuación preferente fija su interés sobre dos zonas. Una primera, dirigida a actuaciones de conservación y rehabilitación para viviendas y edificios residenciales situados en el entorno de La Alcazaba, delimitado por las calles Arquímedes, San Antón, Chantre, Descanso, calle Fernández, Cruces Bajas y Joaquín Santisteban.

La segunda línea de actuación preferente está dirigida a la conservación y rehabilitación de viviendas y edificios catalogados, tengan o no carácter residencial, situados en el ámbito comprendido entre Rambla Obispo Orberá – Avda. Federico García Lorca – Parque Nicolás Salmerón – Calle Real – Puerta Purchena.

Es momento para incidir, mejorar y conservar lo existente, reconociendo en nuestro proyecto la necesidad de proteger el patrimoniode la ciudad. También el de priorizar habitabilidad y accesibilidad y fomentar el ahorro energético. Las líneas de ayudas, que han permitido en todos estos años la rehabilitación de 400 edificios, sugieren sin duda la idoneidad de la dirección en la que estamos trabajando.