www.noticiasdealmeria.com

Feliz Navidad

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Buenos días, queridas amigas y amigos.

Buenos días queridos hermanos.

Desde Barcelona, donde está la sede central de la Unión Romani española, quiero desearos a todos una feliz Navidad.

Termina ya un año en el que, una vez más, las cosas no han ido demasiado bien para todos nosotros. Por desgracia el racismo crece en toda Europa y sus coletazos los padecemos también aquí, en España, donde los delitos de odio, a veces, se multiplican contra nuestro pueblo.

También queremos denunciar a una parte de los dirigentes de los partidos políticos de este país que, una vez más ha querido ignorar nuestra presencia en las listas de candidatos tanto al Congreso de los Diputados como al Senado. Se han celebrado dos elecciones generales casi seguidas y ningún gitano ni gitana ha aparecido en sus listas.

Aunque hemos de reconocer que el PP ha revalidado el escaño que por Sevilla tiene una gitana de Écija.

Pero no quisiera que este mensaje estuviera marcado exclusivamente por el recuerdo de las malas noticias. En contrapartida hemos comprobado que crece, especialmente entre los jóvenes gitanos y gitanas el deseo de ser los protagonistas de nuestro destino. Cada día son más los gitanos comprometidos que no quieren ser manipulados por nadie porque prefieren ser ellos mismos los artífices de su propia promoción. A esos gitanos y gitanas valientes nuestro apoyo nunca les ha de faltar.

Y por último quiero llamaros la atención sobre la hermosa postal de Navidad con que este año felicitamos a nuestros amigos. Hace 20 años la publicó una pionera revista gitana, impresa en una máquina casera, editada en Alicante y que se llamaba “Anakerando”. Es preciosa y su mensaje sigue siendo profético en los tiempos que corren.

Fijaros bien tanto en el gesto del Niño Jesús que con su dedo convierte la “Z” de la PAZ en la “N” del PAN, como en el comentario de San José. Absolutamente profético.

Queridos amigos, queridos hermanos y hermanas, que seáis felices en esta Navidad y que el año nuevo sea un poquito más generoso con nosotros porque después de tantos años y siglos de marginación, ya nos lo merecemos.

Salud y libertad.