www.noticiasdealmeria.com

Noticias municipales



La semana, informativamente hablando, ha sido muy rica en noticias políticas, todas ellas interesantes a la hora de su análisis desde una posición independiente, lo que da idea del extraordinario dinamismo de la sociedad española,en general. Quizás en Andalucía el debate más extendido, tanto en medios de comunicación como en redes sociales, sea el del verdadero expolio que supone el Impuesto de Sucesiones aplicado en nuestra Comunidad, no solo injusto por el agravio comparativo con otras Comunidades españolas, sino por la enorme dimensión del mismo, de los más altos de España. Lo esperpéntico del tema, ante la enorme dimensión del escándalo, ha sido la decisión del Gobierno andaluz de “quitarse de encima el mochuelo” y tratar de endosárselo al Sr. Rajoy, esto es, al Gobierno de España, a cambio de la correspondiente compensación económica equivalente a lo que dejaría de ingresar por ese impuesto. Flaco favor hace la Sra. Díaz a los autonomistas (que algunos quedan) con esta pretensión, puesto que representa una evidente dejación de una competencia en materia fiscal transferida en su momento a las Autonomías.
Seguramente la Sra. Díaz no ha meditado bien la trascendencia de esta decisión, más centrada en estos momentos en su inminente presentación como candidata a las primarias del PSOE frente a dos de sus compañeros. El debate sobre este tema está recién abierto y tiempo habrá para opinar sobre ello, sobretodo si, al final, mantiene su idea de seguir compatibilizando los cargos de Presidenta de Andalucía y de Secretaria General de su Partido, en tránsito para convertirse en candidata a la Presidencia del Gobierno de España en unas próximas elecciones generales (cada vez más próximas si no tenemos presupuestos).
Apetecería también reflexionar como ciudadano, de la benevolente condena de inhabilitación al Sr. Mas y sus colaboradores, o de los escandalosos juicios en marcha a miembros de alto nivel de su Partido, Convergencia.
Sin embargo, esta semana me ha preocupado un tema mucho más doméstico como es la aparición en prensa de la inminente instalación de contenedores de basura y de reciclaje en el Paseo de Almería. Ni más ni menos que 25 contenedores repartidos en baterías de 5 que ocuparán el Paseo de arriba abajo.
No sé si el Alcalde se habrá asesorado antes de tomar esta decisión, de la experiencia municipal con este servicio en una etapa anterior de Gobierno de su Partido (en coalición con GIAL), que llevó a retirar los existentes de una iniciativa anterior, por ineficaces y por ser focos de infección en los lugares donde se instalaron. Tampoco sé si habrá pulsado la opinión de comerciantes y hosteleros de la principal calle de Almería. Si ninguna de las dos cosas las ha hecho, debiera reconsiderar esta decisión, por negativa, desde el punto de vista de afección y de estética en la que continúa siendo la principal calle comercial de la ciudad.
Sé que gobernar es decidir, pero también sé que es conveniente meditar lo que se hace en beneficio de todos, también de su Partido y de sus expectativas electorales.