www.noticiasdealmeria.com

¿Por qué lo llaman Justicia…

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

cuando quieren decir política?

Hay jueces y fiscales que mueven los asuntos que llegan a sus manos siguiendo criterios de oportunidad política, y también pasa en la UCO y en la UDEF, pero también en medios de comunicación grandes en los que se maneja mucha información sensible, pero también hay otro hecho incuestionable, y es que la inmensa mayoría guarda en un cajón cerrado con un candado de siete llaves sus filias y sus fobias, que no siempre son de carácter político.

Estoy convencido de que, como humanos, es más fácil que estas personas puedan incurrir en un error que una actuación a conciencia malvada, pero eso lo dejo a criterio de cada cual, y ese “cual” seguramente será más propenso a caer en lo que recrimina a los demás.

Los periodistas somos buenos o malos según nuestras opiniones, pero eso sí, quienes un día nos creen firmemente cuando publicamos algo que afecta a su rival, son los primeros en ponernos en cuarentena si eso afecta a su bando. Recuerdo el caso de El Mundo, rebautizado como “Inmundo” por los socialistas tras desvelar el terrorismo de Estado las tramas corruptas del “felipismo”, pero al que se agarraron como a un clavo ardiendo en cuanto aparecieron los primeros indicios de los “papeles de Bárcenas”.

Ocurre con los informes de las policías judiciales, a los que los medios dan relevancia de prueba irrefutable si permiten sostener su línea editorial, pero son fruto de conspiraciones inconfesables si suponen un golpe a los suyos. Poco importa que algunos de estos informes contengan errores de bulto en cuanto a fechas, o cargos, o presencias físicas, como he podido observar personalmente en sumarios que afectan a almerienses del PP y del PSOE. Errores quiero pensar que sin mala intención, pero que lo son, y permiten poner en la picota a determinados políticos un tiempo, así que cuando eso ocurre a nivel estatal siempre tomo esas noticias con precaución.

Con los jueces lo mismo. La juez que avala al periodista Eduardo Inda denunciado por Podemos, es la misma que archivó una denuncia del PP contra ese mismo partido. Y del mismo modo el fiscal que tiró del caso Urdangarín era bueno hasta que entendió que su mujer no tenía casi nada que ver en el tema, y entonces el juez que sí tiró para adelante contra ella era el bueno, y era mala también al Abogacía del Estado, pero si luego el tribunal –de tres magistradas- da la razón al Fiscal, a la abogada del Estado y no al instructor, entonces el tribunal es malo.

Jueces y fiscales acosan al PP por tierra, mar y aire, pero eso no impide que haya acusaciones contra el PP de controlar jueces y fiscales. Buenos si abren el caso Gürtel, o la Púnica, pero malos si los indicios no apuntan a Mariano Rajoy, buenos si le llaman a declarar, malos si es como testigo y no como imputado.

Justifican desde la oposición que Rajoy debe quedar fuera de la política por el mero hecho ser llamado a declarar como testigo, pero también debe quedar fuera Esperanza Aguirre por haberse rodeado de imputados, y como no, Cristina Cifuentes, sustituta tras unas elecciones de Ignacio González, el cual está en un calabozo por la documentación llevada ante la Fiscalía por ella.

La Justicia, mejor o peor, hace su trabajo, como los policías, como los periodistas, con errores humanos, y tal vez en algún caso maldad, pero son otros quienes utilizan la labor de todos ellos con el único fin de torcer la decisión de los votantes.