www.noticiasdealmeria.com

Lucha biológica contra los mosquitos

google+

Comentar

Imprimir

Enviar



La llegada de los primeros calores del año es esperada por todos…, también por los mosquitos, que encuentran en la subida de las temperaturas el ambiente idóneo para favorecer su reproducción, que es directivamente proporcional a la desesperación de los humanos, cuyos cuerpos se convierten en improvisadas dianas.

Desde el Ayuntamiento de Almería no somos ajenos a una molestia generalizada que se repite, con mayor o menor intensidad, todos los años y precisamente por ello mantenemos vigente un plan continuo de fumigación, que se intensifica a partir de marzo y que llega a su punto álgido en el mes de mayo.

Treinta mil euros es lo que el Ayuntamiento invierte este año para que las colonias de mosquitos se vean reducidas lo máximo posible y este verano contará además con una novedad importante: por vez primera vamos a emplear la lucha biológica a través de una bacteria, la ‘bacillus thurigensis’, que infectará las larvas e impedirá que los mosquitos se reproduzcan. Pero no será la única novedad, también llegaremos a los barrios de Cabo de Gata y Pujaire, donde debido a las lluvias de invierno se han creado charcas que aún no se han secado. Aquí emplearemos una silicona especial que, inocua para personas y animales, cubre el agua e impide que las larvas emerjan.

¿Es suficiente? Probablemente no, pero mientras los municipios del Bajo Andarax se conectan a la depuradora de la capital y se terminan los vertidos de aguas fecales al río tampoco estaría de más que la Junta de Andalucía realizará una limpieza exhaustiva de su cauce, que parece más una jungla.

Los esfuerzos municipales han sido reconocidos por la propia Junta, cuyo delegado de Medio Ambiente en Málaga nos puso como ejemplo de lucha efectiva contra los mosquitos. Veremos lo que tarda alguna compañera suya en Almería en exigirnos que se protejan las colonias de mosquitos como atractivo turístico. Llámenme loco, pero ya lo han pedido para los gatos callejeros. Al tiempo.