www.noticiasdealmeria.com

Un potente sistema sanitario público

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Muchas personas aún recordarán aquellos tiempos en los que cuando entraba una enfermedad por la puerta, los pocos ahorros que se tenían salían por la ventana. La dolencia llegaba siempre acompañada de una factura, y había quien podía pagarla y quien no podía hacerlo. Este era el día a día de aquel sistema insolidario que existía en la España anterior a la promulgación de la Ley General de Sanidad de 1986, que estableció las bases de lo que sería uno de los más importantes logros de la reciente historia democrática.

La sanidad pública, gratuita y universal es, en efecto, una de las conquistas sociales de las que este país se puede sentir más orgulloso. Impulsada por el socialista Ernest Lluch, ministro de Sanidad y Consumo entre 1982 y 1986, esta primavera conmemoramos el 31 aniversario de una ley que no solo se limitó a implantar un sistema prestacional universal, sino que estableció que la política de salud debería estar orientada a la superación de los desequilibrios territoriales y sociales. Desde entonces y hasta ahora, los socialistas no hemos hecho otra cosa que trabajar para seguir ampliando derechos.

La presidenta del Gobierno andaluz, Susana Díaz, es una de las principales valedoras de este modelo, que ha hecho de Andalucía una región en la que la sanidad ocupa un lugar prioritario en la acción política del gobierno socialista. Sin duda, hay cosas que se pueden corregir, pero también es verdad que son muchas las mejoras que cada día se ponen en marcha en nuestros hospitales o centros de salud y que suponen un avance significativo en la atención sanitaria.

En ese sentido, hace unos días conocíamos que el área de Medicina Nuclear del Complejo Hospitalario Torrecárdenas ha renovado sus equipos para el diagnóstico del cáncer y otras patologías. La incorporación de nuevos equipamientos es una muestra más de la apuesta de la Junta por mejorar la asistencia sanitaria en la provincia de Almería, que no sólo incluye la creación de nuevas infraestructuras, como es el caso del Hospital Materno Infantil - cuyas obras avanzan a muy buen ritmo-, sino también la adquisición de equipos tecnológicos de última generación, que permiten diagnósticos y tratamientos cada vez más precisos y efectivos.

Este es el caso también del Hospital de Poniente, que ha ampliado y mejorado en estos días la confortabilidad e intimidad de la zona de Consultas Externas de Pediatría y, en breve, incorporará a su cartera de servicios la atención en consultas de Nefrología. En este hospital, además, un equipo de investigación ha desarrollo una solución farmacéutica que aporta seguridad y eficacia en la extirpación de tumores gastrointestinales. De otro lado, en el Hospital de Alta Resolución de El Toyo se han incorporado nuevos equipamientos para las consultas de Oftalmología y en el de la Bola Azul se han remodelado los accesos.

Estos son solo algunos de los ejemplos de las mejoras que se están produciendo de manera continua en nuestra provincia y que permiten, entre otras cosas, avanzar en la calidad de los 7 millones de actos sanitarios anuales que se realizan en los 224 centros de atención primaria, cinco hospitales y dos centros de alta resolución de especialidades con los que contamos en Almería.

Nuestro sistema sanitario público es muy potente, gracias a la gran apuesta que realiza en este sentido la Junta y a los profesionales que cada día dan lo mejor de sí mismos para garantizar esa atención en las mejores condiciones. Frente a los que solo pretenden recortar, dañar y desprestigiar la sanidad pública, o buscan hacer negocio para que la ciudadanía acabe pagando por la salud, desde el PSOE estamos decididos a seguir luchando por un modelo que comenzó a ser lo que es hoy gracias a un gobierno socialista.