www.noticiasdealmeria.com

Compromiso de futuro para todos

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Frente a los que se empeñan en trazar un retrato agorero, catastrofista y lleno de pesadumbre sobre la Almería actual, creo que el Debate del Estado de la Ciudad que acabamos de celebrar en el Ayuntamiento ha supuesto una excelente ocasión para confrontar la realidad cotidiana con las interpretaciones sesgadas de parte de la Oposición Municipal. De entrada creo que la gestión de estos últimos dos años demuestra claramente que el Ayuntamiento de Almería no sólo tiene un proyecto de futuro, que se está plasmando en numerosas obras y proyectos infraestructurales, sino que también ha demostrado su capacidad de liderar la opinión pública almeriense a la hora de asumir el desafío de mejorar nuestras comunicaciones, como también es necesario aumentar el número de hospitales y centros escolares y garantizar el aporte de agua para Almería. En este sentido, me gustaría decir que un debate sobre el Estado de la Ciudad es, también, un buen modo de tomar el pulso al estado de ánimo de una ciudad, que es una de las claves que más frecuentemente se olvidan a la hora de analizar el crecimiento y el desarrollo de las sociedades. Y sinceramente, creo que el estado de ánimo de Almería es bueno. Los almerienses tienen mucha ilusión por su ciudad. Por su futuro. Por sus posibilidades de desarrollo. Quedan ahora dos años para concluir el mandato de este Equipo de Gobierno. Tiempo suficiente para dejar atrás lastres del pasado y acelerar la marcha hacia una Almería que pivota sobre tres ejes de desarrollo: la creación de más oportunidades para más gente, la cohesión de los diferentes barrios y el tejido social almeriense y la modernización de los servicios y la administración pública. Cada cual interpreta la realidad según le conviene o interesa, pero sinceramente creo que pocas cosas son, a día de hoy, más antiguas que el catastrofismo con el que los grupos de la Oposición trazaron el retrato de Almería. Sin embargo, mi reto como Alcalde es aunar todas esas voces para el gran objetivo común de seguir haciendo de Almería una ciudad donde no sólo sea agradable vivir, sino también donde resulte rentable invertir, estudiar, trabajar, investigar y compartir conocimiento. Y lo hago desde la seguridad de que todos sabrán dar el mejor de sus esfuerzos por Almería, nuestra ciudad y la de nuestros hijos, que es el escenario de nuestro compromiso de futuro para el mañana de todos.