www.noticiasdealmeria.com

Más hechos y menos palabras

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El sector agrícola, uno de los pilares económicos más potentes de Andalucía y muy especialmente de Almería, está de enhorabuena. El Gobierno andaluz ha decidido triplicar el presupuesto inicial destinado a modernizar explotaciones agrarias, de modo que las ayudas para este fin superarán los 109 millones de euros.

La Junta ha aprobado este incremento debido a la gran demanda que registra el sector, tal y como demuestra el elevado número de solicitudes presentadas. A estos incentivos pueden acogerse agricultores o agrupaciones de agricultores, titulares de explotaciones agrarias y jóvenes que, aunque no contaran con una explotación en el momento de la solicitud de ayudas, sí sean titulares de una antes de realizarse el pago de la subvención.

El Gobierno que preside Susana Díaz ha tomado esta decisión la misma semana en la que hemos conocido que las exportaciones andaluzas registran el mejor primer trimestre de la historia al subir un 27,4%, siendo el sector agroalimentario la punta de lanza de este incremento. Estas cifras ponen de manifiesto la tendencia alcista y continuada de las exportaciones andaluzas, que acumulan ya ocho meses consecutivos de crecimiento.

En Almería, ese aumento se sitúa en el 24,6 por ciento, con más de 1.400 millones de euros exportados. La provincia aporta el 17% del valor total de la producción agraria andaluza y genera alrededor de 110.000 empleos, sumando puestos de trabajo directos e indirectos. Con todo, es preciso recordar que nada de esto ocurre ni por suerte ni por casualidad, sino que se debe al esfuerzo y dedicación de miles de hombres y mujeres. De la misma forma, el crecimiento del sector y sus buenos resultados se alimentan también de la innovación y el desarrollo de modernas estructuras agrícolas que permiten producir frutas y hortalizas de una extraordinaria calidad con la máxima eficiencia.

En este sentido, el Gobierno andaluz, a través de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural gestionó el pasado año ayudas por un importe que superó los 84 millones de euros. La principal línea de estas ayudas se articuló a través de los Programas Operativos de las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH). De esta manera 9.000 agricultores se beneficiaron de ellas y su destino fue, entre otros, la modernización de estructuras de invernaderos, la mejora de los sistemas de riego, del manipulado y del control de la calidad o la comercialización.

Sin embargo, este palpable potencial de la agricultura provincial no se advierte entre las filas del Partido Popular, puesto que no ayuda ni colabora con el sector. Más bien al contrario. Un ejemplo de la falta de apoyo del Gobierno de Rajoy a la agricultura es la inexistencia de inversión en infraestructuras hídricas, en un campo cada día más sediento, o en el Corredor Mediterráneo, que resulta vital para llegar más rápido y en las mejores condiciones a los mercados internacionales. Además, tal y como se ha puesto de manifiesto en distintos foros, el ahorro medio de las frutas y hortalizas enviadas a Europa desde Almería mediante este transporte sería de unos seis céntimos el kilo.

La falta de inversión en esta infraestructura en estos últimos cinco años de gobierno del PP y la previsión de que no va a estar operativa en otros cinco - como mínimo-, condena a Almería a una década en la que nuestros agricultores no van a poder ahorrarse centenares de millones de euros por esta falta de compromiso del Gobierno de España con la provincia.

En el Partido Popular hace tiempo que comenzaron a sobrar las buenas palabras hacia un sector que reclama hechos de manera urgente.