www.noticiasdealmeria.com

Arde el Rif

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Ya es imposible tapar los acontecimientos que se desarrollan en el RIF por más que intentan, por todos los medios posibles, silenciar a un pueblo hermano, el rifeño, y a un movimiento, el de liberación del Rif, que luchan por uno de los derechos sagrados y consagrados por la democracia, la libertad y los derechos fundamentales del ser humano, como lo es el derecho a decidir, al derecho a la autodeterminación de los pueblos. Es imposible parar a los pueblos, menos a un pueblo como el rifeño.

Para los que soñamos con el derecho a decidir de los pueblos, el movimiento del Rif es un ejemplo más, junto a catalán, vasco, escocés o andaluz, de los cambios que se avecinan en el mundo cada vez más decidido por conseguir más democracia y prosperidad en base al reconocimiento, no ya de las naciones, sino de los pueblos. Al fin, una nación no es más que un pueblo y una cultura. Si hay un pueblo con identidad propia para ser nación en todo el continente africano, es sin duda el Rif.

Los estados, estos estados actuales de España o Marruecos, debieran aprender y muy mucho de lo que significa la palabra libertad y democracia. Debieran pasarse por el Reino Unido y comprobar como las urnas, en este caso las escocesas, no muerden, que con el diálogo se llega a todos lados, y que el único camino posible para ganar el futuro y la democracia. España y Marruecos, debieran mirarse menos el ombligo y más a sus pueblos en llamas, porque o ceden a las legítimas aspiraciones de sus pueblos, o desaparecerán de las fas de la tierra.

Al gobierno español le recordaría la importancia que tiene el norte de África para España. Todo lo que ocurre en el Rif, ha repercutido siempre en la política española, sino que se lo pregunten al Rey Alfonso XIII - el Expediente Picasso, y los trabajos de la Comisión Depuradora de Responsabilidades del Congreso apuntaban a altos mandos del Ejército y al Rey, como últimos responsables de la tragedia de Annual – por lo que no es atrevido decir que el Rif destrono al Rey. Le recordaría que los problemas del Rif no se solucionan con represión o gas – España gaseo al Rif como venganza de Annual – sino con diálogo y democracia. Por tanto, Felipe VI debiera recordar a Alfonso XIII y aconsejar a Rey Mohamme VI del verdadero alcance de las consecuencias de no atender a las pretenciones rifeñas.

En el caso del Rif, la actual Junta de Andalucía debiera aplicarse el refrán tan “español: cuando las barbas de tu vecino veas pelar, por las tuya a remojar” ya que las causas que han levantado al Rif, son las mismas que comienzan a levantar al pueblo andaluz, el paro y la pobreza. Debiera estar atenta porque dos pueblos hermanos, vecinos que tanto compartimos, están cansados de tanto desprecio por los que debieran ser y ejercer nuestros gobiernos y no lo hacen. Debieran estar atentos porque estos dos pueblos comienzan a darse la mano y a mirarse. Andaluces y Rifeños compartimos mucho más que cualquier otro pueblo, ya que compartimos raíces culturales e importante parte de nuestra historia. Ya lo puso en valor nuestro andaluz universal Blas Infante, cuando declaraba la hermandad entre ambos pueblos.

Ha llegado por tanto el momento en el que los andaluces demos nuestro total e incondicional apoyo a Rif. Es el momento en el que andaluces y rifeños caminemos juntos hacia nuestra libertad, hacia nuestro reconocimiento mutuo como repúblicas independientes, y desde esa independencia, decidir qué futuro queremos compartir. Es el momento de conseguir juntos nuestra independencia de estos estados español y marroquí que nos oprime y nos mantiene en la pobreza.