www.noticiasdealmeria.com

Más y mejores espacios urbanos

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Construir ciudades para la gente. Ciudades con calles más amables, en las que la movilidad sostenible y el peatón ganan protagonismo. Esta es una tendencia cada vez más asentada en las grandes urbes y un modelo que se va implantando con cada vez más arraigo en todas las ciudades. Almería no es ajena a ella. No lo ha sido en los últimos años, coincidiendo con el gobierno en el Ayuntamiento del Partido Popular, ocupado desde la gestión municipal en una mayor peatonalización del centro y del Casco Histórico, espacios en los que el protagonismo del peatón ha ganado enteros.

A las iniciativas de peatonalización de las calles Reyes Católicos, Zaragoza, García Alix o Méndez Nuñez, entre otras, se unen ahora proyectos de microcirugía urbanística que se han iniciado en calles como Regocijos, Antonio Ledesma, calle Trajano o el entorno de la calle Las Tiendas que apuestan por favorecer la movilidad a pie. Si bien no en su totalidad, las obras de urbanización que se van a desarrollar estos meses en esas zonas suponen, no solo una mejora en su red de infraestructuras básicas, también del entorno urbano, favoreciendo la movilidad y también la actividad comercial y hostelera.

Las actuaciones iniciadas tienen algunas singularidades, como la eliminación en pleno Casco Histórico de un elemento urbano residual, junto a la calle Trajano, que hoy ya derribado se convertirá en un nuevo espacio peatonal transformado en plaza para el disfrute de los almerienses.

Es una pieza más de un puzzle, el de la peatonalización del centro, que tiene como eje de referencia el Paseo de Almería. Un proyecto en estudio por parte de expertos en movilidad en el que se viene trabajando y que es objeto de un necesario debate que debe afrontarse puesto que vendrá a cambiar mucho el concepto de ciudad que actualmente tenemos de Almería. Como también lo supondrán proyectos anunciados la pasada semana como la remodelación de la Plaza López Falcón, la puesta en valor del Cable Francés o el entorno de La Ballena, como parte de una trama urbana que mira al mar con otros proyectos transformadores latiendo en el corazón de la ciudad, como el Puerto Ciudad o la ampliación del Paseo Marítimo.