www.noticiasdealmeria.com

Atrayendo inversiones para Almería

google+

Comentar

Imprimir

Enviar



Me cuesta mucho trabajo intentar buscar aspectos negativos al anuncio de la futura instalación de un IKEA en Almería, así que dejaré ese trabajo a quienes viven empeñados en proclamar la catástrofe permanente y no son capaces de reconocer con naturalidad que estamos hablando de algo que quiere, gusta y beneficia a una amplísima mayoría de almerienses. En mi opinión, la llegada del operador sueco del mueble y la decoración es una noticia excelente para Almería. Sin paliativos ni matices. Buena en todos los sentidos. Esta incorporación comercial no sólo generará muchos puestos de trabajo directos en nuestra ciudad, sino que vendrá a reafirmar la posición de Almería dentro del mapa comercial español. Este centro comercial, que quedará ubicado en la zona alta de Rambla Belén, generará empleo en la fase de obra y también cuando abra sus puertas. Y tampoco podemos olvidar que un establecimiento de este tipo no sólo va a atraer a los almerienses de la capital y del resto de la provincia, sino que supone además una posibilidad de que los clientes llegados de otras localidades aprovechen la ocasión para visitar Almería, acercarse al centro y a los barrios, disfrutar de nuestros bares y restaurantes, dormir en nuestros hoteles y, naturalmente, comprar en otros comercios. Está previsto que la obra de urbanización de la zona, a cargo de la empresa municipal Almería XXI, empiece en torno a febrero de 2018. La construcción de la superficie comercial empezaría en verano del año próximo y la tienda abriría sus puertas a principios de 2020. El Ayuntamiento va a jugar un papel importante en el desarrollo del sector en el que se va a ubicar IKEA, porque la operadora sueca quiere, sobre todo, seguridad jurídica. Y eso es lo que le estamos ofreciendo desde el Ayuntamiento: la garantía de que en nosotros van a encontrar siempre toda la colaboración que podamos ofrecerle dentro de nuestras competencias y del respeto escrupuloso de la ley, y nunca el papel de obstrucción e impedimento que en otras ocasiones hemos conocido en Almería de cara al establecimiento de firmas comerciales de gran atractivo para el público. Y lo mejor de esta otra buena noticia para Almería es que no es ni la primera, ni tampoco será la última. Entre todos estamos haciendo de Almería una ciudad atractiva para la inversión, para el crecimiento y para generar más oportunidades para más personas. Y eso es, objetivamente, muy bueno.