www.noticiasdealmeria.com

Acuerdo histórico

google+

Comentar

Imprimir

Enviar


La supresión del paso a nivel de El Puche está un poco más cerca y con ello el inicio de las obras del soterramiento en la ciudad. El pasado jueves, en un día que hay que calificar, aunque suene a tópico, de histórico, las diferentes administraciones integradas en la Sociedad ‘Almería Alta Velocidad’ aprobaban el proyecto para soterrar las vías del tren a su paso por el mencionado barrio, algo de lo que se venía hablando durante muchos años e incluso décadas y que, por fin, va a ser una realidad con el alcalde Ramón Fernández-Pacheco. Además, se daba el visto bueno a la adenda para la cesión, por parte de Adif, de los terrenos colindantes a la Carretera Sierra Alhamilla para su urbanización.



El soterramiento proyectado para El Puche cuenta con una longitud total de 165 metros sobre el cual se implantará una glorieta, de 80 metros de diámetro exterior, que permita la conexión de la actual red viaria urbana en el entorno del paso a nivel. Esta actuación, que supone una inversión de casi 23 millones de euros y que tendrá un plazo de ejecución de 13 meses, no es sólo una solución a los problemas de movilidad y seguridad de la zona, también responde a uno de los hitos por los que viene peleando la sociedad almeriense: el soterramiento integral de las vías en este punto, adecuando el mismo a la llegada de la Alta Velocidad.



Este acuerdo es el colofón a una gran semana, salpicada de buenas noticias en materia de infraestructuras que vienen a responder a los anuncios que el Ministerio de Fomento ha comprometido con nuestra ciudad en los últimos meses.



El ministro Íñigo de la Serna daba de nuevo la cara ante los almerienses, exponía fechas y plazos para la llegada del AVE, subrayaba el compromiso de actuar sobre la Estación de Ferrocarril, acometiendo su rehabilitación, y sumaba a ello el anuncio de una inversión de casi 400 millones de euros para la línea Almería-Granada. La luz al final del túnel es cada vez más intensa, aunque los ‘cenizos’ de siempre se sigan empeñando en verlo todo negro.