www.noticiasdealmeria.com
Bosquet: “Defender Almería no puede consistir en confrontar una administración con otra”
Ampliar

Bosquet: “Defender Almería no puede consistir en confrontar una administración con otra”

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Las parlamentaria de Ciudadanos reconoce que en sus reuniones con colectivos de todas las provincias andaluzas, existe el mismo sentimiento de que ellos son los peor tratados por el Gobierno andaluz, como ocurre con los almerienses. Del mismo modo, busca colocarse siempre en un punto equisitante, acusando a PSOE y PP de confrontar. Y eso sí, está convencida de que todo aquello que se ha logrado en beneficio de Almería en lo que va de legislatura es gracias a la labor de Ciudadanos.





Marta Bosquet es la única parlamentaria que tiene Ciudadanos en la provincia de Almería, y además es la portavoz provincial, en un fulgurante camino ascendente dentro de la formación política que lidera Albert Rivera, aunque para ella “más que ascenso es más responsabilidad y más trabajo, pero no me quejo, trabajar es lo que he hecho siempre, aunque antes era para una persona que venía al despacho –es abogada de profesión- y ahora es para un colectivo más amplio o para toda la ciudadanía”.

La entrevista tiene lugar en la sede de Ciudadanos, un día después de haber estado con sus compañeros catalanes en la Diada, a donde llegó de un acto en Gredos, tras pasar por Granada, y un día antes de marcharse a Sevilla para asistir al pleno del Parlamento. “Esta mañana tocaba la cama a ver si era la mía y estaba en casa, después de despertarme mi perra” comenta sonriendo.

Bosquet está convencida del buen trabajo que su grupo está realizando “después de desbloquear la situación y permitir que hubiera un Gobierno en Andalucía evitando unas nuevas elecciones”, aunque eso ya queda lejos en la memoria, y se apunta los “logros” reflejados en la aprobación de los presupuestos autonómicos de estos años diciendo que “en educación hemos aumentado en más de un 7%, eso significa que hemos vuelto a la situación antes de la crisis, y en sanidad hemos aumentado un 10%, igual, y en justicia hemos aumentado un 7%... yo creo que esa inyección es fundamental, pero obviamente nosotros no gestionamos”.

En ese sentido no duda en anotarse la reactivación de las obras del Hospital Materno Infantil, o la construcción del IES de El Toyo, la ampliación del IES de Huércal de Almería, la retirada aulas prefabricadas y con amianto, el plan de climatización de aulas, la reforma que se va a hacer una reforma de los juzgados de Huércal Overa, y la depuradora… “todo esto ha sido gracias a Ciudadanos, porque eran cosas que estaban atascadas hace muchos años y nosotros las hemos exigido y las tienen que cumplir. Nosotros estamos ahí para fiscalizar que los acuerdos se cumplan”. Añade que cualquier mejora a nivel andaluz también es una mejora que tiene su repercusión positiva en Almería, como el aumento de las plazas escolares de 0 a 3 años, o los asuntos de Justicia que afectan a 1.300 abogados y procuradores de la provincia.

Todo esto ha sido gracias a Ciudadanos, porque eran cosas que estaban atascadas hace muchos años y nosotros las hemos exigido y las tienen que cumplir.



¿Es verdad o es mentira que la provincia de Almería es maltratada especialmente por el Gobierno andaluz? A esta pregunta Marta Bosquet responde que “como almeriense pienso que sí”, pero añade que como parlamentaria “nunca deja de sorprenderme todo el mundo, absolutamente todo el mundo, piensa que su provincia es siempre la perjudicada y la denostada, eso es un mal común”. “La realidad es que cuando hablas con cualquier colectivo, y cuando conoces la realidad de otras provincias, todo el mundo tiene esa sensación de ser maltratada con los presupuestos de la Junta de Andalucía”, pero para colocarse equidistante, concluye que “el mismo olvido de Almería puede venir tanto del Gobierno de la Junta de Andalucía como del Gobierno central, y siendo dos administraciones de distinto color, creo que existe una concurrencia de culpas”.

La parlamentaria naranja vuelve a colocarse en el centro cuando la pregunta es sobre las comunicaciones en Almería. Ambas administraciones tienen su parte de responsabilidad por confrontar en vez de colaborar “y yo pienso que se consigue más por las buenas que por las malas” lo que aplica a la situación actual diciendo que “el PP y el PSOE vienen instalados en la confrontación permanente”. Pone de ejemplo el modo en cada partido responde cuando salen declaraciones del contrario sobre uno u otro gobierno “en vez de reconocer la verdad, que es lo que hay que hacer cuando uno lucha por los intereses de la provincia”. Desde su situación y la de su partido, que es la de no formar parte de ningún gobierno y haber permitido la investidura tanto de Susana Díaz como de Mariano Rajoy, comenta que defender Almería “no puede consistir en confrontar una administración con otra, yo asumo mis obligaciones y tú las tuyas, y veamos en qué podemos contribuir, porque se pueden hacer convenios; creo que tienen que sentarse más”. También admite que en esas situaciones tienen que ver “rencillas personales”.

La parlamentaria insiste en que “hacemos política útil” aunque reconoce que “parece un eslogan, pero es que se está demostrando que es así allí donde estamos, y quienes nos vieron al principio nos venía como un experimento, se están dando cuenta de que hacemos una política seria, y que buscamos fundamentalmente la regeneración de la política, que yo creo que era fundamental”.

Como portavoz provincial Marta Bosquet ha tenido que actuar ante situaciones críticas que sean presentado en estos dos años, pero sobre todo en lo que llevamos de 2017, con lo ocurrido con el concejal de Cuevas del Almanzora, luego con la salida y retorno al grupo municipal de la capital de una concejala, y por último de nuevo en Cuevas, la polémica por el concejal del PP que abandonó su grupo, lo que afecta a Ciudadanos, que ya no es necesario para el PSOE en el Gobierno.

Cuando la pregunta es acerca del grupo municipal que lidera Miguel Cazorla, destaca que “todos” están haciendo “una gran labor”, minimiza lo ocurrido, diciendo “no hay por qué ser amigos” y que “cuando hay un proyecto común, no hay nada que pueda ser solucionable”. Pero si se concreta la cuestión sobre si ve a Cazorla como candidato a la alcaldía en las próximas municipales, responde que “lo decidirán los militantes”, pero al insistir en que la pregunta es si ella personalmente lo ve a él en ese puesto, no quiere mojarse y lo deja en manos de los afiliados.

Si Miguel Cazorla es candidato a la Alcaldía en las próximas elecciones municipales lo decidirán los militante. Todo el grupo está haciendo muy buen trabajo.


Lo que sí confirma es que a ella le gustaría “repetir” en el Parlamento “donde me siento muy a gusto”, y aunque acepta que “estaré donde el Partido entienda que debo estar” confía en seguir en Sevilla y no se plantea otro destino político ya que “tenemos tarea por delante y cuestiones iniciadas que me gustaría concluir, pero es lo que me gustaría, ya veremos al final qué se decide”. Reconoce que le gusta “el contacto con la gente” por lo que le parece interesante la vida municipal, pero los temas que aborda el parlamento le resultan claves en la vida de la ciudadanía.

Bosquet atribuye a Ciudadanos la rebaja que ha habido en relación al Impuesto de Sucesiones y Donaciones, contra el que el Partido Popular ha hecho bandera. Lo cierto es que los cambios impulsados por el grupo naranja solo han servido para reducir en 800.000 euros la recaudación total que se aproxima a los 300 millones de euros, por lo que objetivamente su impacto ha sido muy escaso, pero la parlamentaria lo considera un éxito incuestionable.

“Estamos muy satisfechos” insiste, pero quiere dejar claro que los cambios arrancados al PSOE “no son suficientes”. Ciudadanos lo que quiere es “armonizar” el impuesto para que sea igual en toda España, y critica que el PP pida la bonificación del 99% en Andalucía mientras en otras autonomías que gobiernan eso no ocurre, por lo que opina que el eslogan “que no te cuenten cuentos” de su campaña, deberían aplicárselo ellos. Además considera que este es un asunto que debería abordarse dentro de la financiación autonómica, ya que si se eliminara –que es algo que podría hacer el Gobierno central- dejaría sin ese dinero a los territorios, por lo que deberían estudiarse compensaciones.

En lo que la provincia de Almería sí sale ganando en el Parlamento Andaluz es en representantes, al ser una de las que se denominan “sobrerrepresentadas”, ya que manteniendo el criterio de población y resto de circunstancias legales, la nuestra tiene más parlamentarios que otras proporcionalmente, y esto podría suponer que si sale adelante la iniciativa que impulsan especialmente Ciudadanos e Izquierda Unida, ese “privilegio” desapareciera”.

La parlamentaria no lo ve así y se pregunta “si por tener más parlamentarios Almería está mejor representada”, y se contesta que “yo creo que eso depende del trabajo que hagan los diputados por Almería, porque no todos los diputados trabajan lo mismo, ni pelean lo mismo por los intereses de su provincia”.

Yo creo que eso depende del trabajo que hagan los diputados por Almería, porque no todos los diputados trabajan lo mismo, ni pelean lo mismo por los intereses de su provincia.



Marta Bosquet dice que la propuesta de Ciudadanos tiene como objetivo “que todos los votos valgan lo mismo, y que a los grupos minoritarios les cueste más un escaño que a otros grupos”.

Calculadora en mano, echamos cuentas a ver si lo que sostiene la parlamentaria es cierto, y es muy relativo.

El escaño que ocupa Bosquet necesitó 25.432 votos, pero a Podemos les costó 29.789, aunque claro, cada parlamentario del PSOE solo tuvo 17.837 papeletas, y los del PP 20.051. Cada parlamentario del PP tuvo más de 2000 votos más que los del PSOE.

Si nos vamos al Congreso, donde Diego Clemente es el diputado de Ciudadanos, su escaño estuvo respaldado por 44.320 votos, pero el PP necesitó 58.703 para cada uno de sus dos diputados. Y si injusticia podría ser que por 200 votos de diferencia el PSOE tenga dos y Ciudadanos uno, también lo sería que los del PP costaran 14.000 votos más cada uno que los socialistas, ya que ambos tienen dos.

Una de las novedades que presentará Ciudadanos en los próximos comicios es que ya sí entrarán en los gobiernos que apoyen, pero la portavoz no cree que eso les vaya a convertir en un partido más al uso, ya que esa era una de sus señas de identidad. Aclara que “ya se verá en cada caso si hay que entrar o no” y que “mantenemos nuestro objetivo, que es lograr que nuestro programa se cumpla, y creemos que se puede gestionar de otra manera, y si pasamos a formar parte de gobiernos, la gente va a notar la diferencia entre las áreas que sean competencia de Ciudadanos y el resto, porque nosotros somos conscientes de que se puede gestionar con uso más eficaz y eficiente del dinero público”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.