www.noticiasdealmeria.com

Las medallas del Impuesto de Sucesiones

google+

Comentar

Imprimir

Enviar


Lo que ha pasado con el Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD) en Andalucía da cuenta del nivel de nuestra inestimable (es decir, que no se puede estimar) clase (sí, clase) política, porque hemos podido ver cómo ante una reivindicación justa y necesaria, ha salido lo peor cada cual.

Podemos comenzar por el PSOE, que de negarse rotundamente a bajar el ISD porque según ellos, en Andalucía solo lo estaban pagando los ricos, y desmentían con cifras y más cifras las historias personales de quienes demostraban que tenían que renunciar a herencias ante la imposibilidad de pagar, a ha pasado a felicitarse por el nuevo recorte que supone la casi eliminación del mismo.

Pues eso, de negarse, a ponerse la medalla del cambio legislativo. De un día a otro, sin pudor ni rubor. Eso sí, después de firmar la casi eliminación, y de felicitarse, y de darse besitos, pues llega el secretario general del PSOE de Almería, José Luis Sánchez Teruel, dice que entre tres ayuntamientos de la provincia perderán 13 millones de euros ¡pues hombre, espero que votes no a los PG de Andalucía o serás cómplice de esa pérdida!

Y si esto ese ha hecho es precisamente porque un partido, el PP, ha llevado a cabo una intensa campaña durante años, con anuncios, con firmas, con movilizaciones, para concienciar a los andaluces de lo injusto que era pagar esta confiscación. Si tus padres ya pagaron sus impuestos cuando vivían, si pagaron por su renta, si pagaron al comprar las propiedades ¿por qué tienes que pagar por el mero hecho de recibirlas como legado? Y eso sumado a testimonios reales de quienes una herencia les ha supuesto una hipoteca, o quienes sin tener ni donde caerse muertos, tienen que renunciar a la casa de sus padres.

Claro, ahora los dirigentes del PP se muerden las uñas de celos, porque todo su trabajo, su esfuerzo, ha servido para que Ciudadanos llegue y se ponga la medalla de conseguir la casi eliminación del ISD. Al poner ese punto como condición irrenunciable al PSOE para apoyarle los presupuestos de 2018, a los socialistas no les ha quedado más remedio que tragar y donde dijeron digo, ahora dicen Diego.

Es cierto que otros prefirieron pactar la creación de un banco público y un banco de tierras y acabaron dibujando un carril bici en el mapa andaluz, pero es que el PSOE le da igual, a ver si queda claro.

No menos divertido es el caso de Ciudadanos, que se arrogan el hacer “política útil”, logrando lo que el PP no ha conseguido. ¡Pero almas cándidas, lo habéis conseguido no por vuestra capacidad de diálogo, de negociación, de capacidad política… lo habéis conseguido porque necesitan vuestros votos!

Es cierto que otros prefirieron pactar la creación de un banco público y un banco de tierras y acabaron dibujando un carril bici en el mapa andaluz, pero es que el PSOE le da igual, a ver si queda claro.

Pero aquí, en lo que no entra ninguno es en lo fundamental, en que ese impuesto debe ser eliminado, y que eso es competencia del Gobierno central. El líder del PP-A, Juanma Moreno, calla sobre ese punto, para no crear problemas a Mariano Rajoy, pero la presidenta andaluza Susana Díaz tampoco grita mucho por ahí, porque aunque a veces lo diga, es consciente de que si se eliminara eso sería un recorte en la financiación autonómica. Y Ciudadanos quiere “armonizarlo”, como quieren hacer con todo… que el Estado autonómico sólo lo sea de nombre.

Lo que no se oye a ningún político es reconocer que el ISD debería ser suprimido, y que ese dinero que no se ingresaría, podría recortarse del mucho gasto superfluo que hay en la administración autonómica.

Y lo que tampoco se oye a ningún político explicarnos es de donde va a llegar a los presupuestos autonómicos el dinero que ya no entrará por el ISD… porque lo que está claro es que aquí pagamos siempre los mismos. Bueno, casi siempre pagamos casi los mismos.