www.noticiasdealmeria.com

El ciudadano exige acuerdos

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Si hay una cualidad que los ciudadanos nos exigen a los responsables públicos, al margen de honestidad y transparencia que, como el valor al soldado, se nos supone, es tener la capacidad para llegar a acuerdos. Al contribuyente le da igual quien arregle una calle, levante un puente o, como el caso que nos ocupa, construya una biblioteca. Lo que quiere es que se haga.

Esta semana hemos visto cómo el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, firmaba un convenio de colaboración con el secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández, para cofinanciar la construcción de la nueva Biblioteca Municipal que se está habilitando en el antiguo cuartel de la Policía Local de la calle Santos Zárate.

Un acuerdo por el cual el Ayuntamiento de Almería recibe una subvención nominativa del Gobierno de España de 496.600 euros, que se suman a los 153.400 ya aportados, para la construcción de la que está llamada a ser referente cultural de la ciudad. En total, 650.000 euros que el Estado aporta para que los almerienses podamos tener una Biblioteca Central, como existe en otras ciudades españolas, en la que el Ayuntamiento va a invertir en total casi 1,7 millones de euros. Además, con ello conseguimos la recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico de la ciudad, ya que hablamos de un edificio proyectado por el arquitecto almeriense Guillermo Langle, levantado en 1935 y catalogado desde 1986 como grado 2.

La futura Biblioteca municipal, cuya ejecución está al ya al 80 por ciento, va a ser un lugar de encuentro, de investigación, de aprendizaje y también de centro de nuevas tecnologías puestas al servicio de los almerienses, todo ello en colaboración con el mayor centro del conocimiento de la provincia, nuestra Universidad.

La firma de este convenio con el Gobierno de la Nación, y de otros similares que permitirán, por ejemplo, acabar con ese punto negro del tráfico que es el paso a nivel de El Puche, remodelar la Carretera Sierra Alhamilla o prolongar el Paseo Marítimo hasta la desembocadura del Andarax, son muestra de lo que los ciudadanos esperan de sus representantes en las instituciones: diálogo, entendimiento, colaboración y resultados. Ojalá otras administraciones lo tuvieran tan claro porque a todos nos iría mucho mejor.