www.noticiasdealmeria.com

Octubre catalá

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

"Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto".

G. Lichtenberg




Hay algo que resulta insoportable en la andalufobia - tácita o descarada - de perdonavidas y cagalástimas españolistas, pardos o colorados. En su infantilismo de flechas y pelayos crónicos - o de neomilicianos de opereta -, reavivado en la senectud o al arrimo de la poltrona, se figuran que el hastío por la rojigualda, al igual que antaño por la no menos españolista tricolor, viene a ser algo así como el agotamiento, la desmoralización por las continuas derrotas de su club de fútbol. Como si no viésemos la corrupción de los gerentes de la entidad deportiva, las carencias democráticas en su administración y los pucherazos entre los postulantes a los cargos. No pocos piensan ya que mientras más grande y visible es la bandera del pollo, ahora coronada, señal inequívoca de que aquellos que la exhiben tratan de encubrir delitos habituales.


Unos despliegues de moralina insufribles, de rancias violetas imperiales, de impúdicos cantamañanas falsarios irrumpen a todas horas por cualquier medio informativo, cada vez más convertido en organito de propaganda de quien le echa más pienso. Pero la realidad se ha vuelto tozuda. A pesar de la violencia del 1 de octubre; del desprecio - por no decir boicot - de la 'izquierda' españolista, incluida IU y sindicatos subvencionados estatales, a la huelga general del 3 de octubre en Catalunya; y de las admoniciones apocalípticas, unidas a facilidades fiscales, irresponsables del ejecutivo centralista de la Pp$OEC's y su gacetillera Brunete amarillista, que han provocado la fuga de empresas fuera de su Comunidad Autónoma, del encarcelamiento de los pacifistas y cívicos 'Jordis' para intimidar con peregrinas acusaciones de 'sedición' o 'rebelión' propias del ámbito militar... pese a todo ello, el gol que les han metido a los españolazos proclamando la independencia el 27-O ha sido antológico.


No es lo mismo negociar con el Estado desde el amago de una DUI a que, con un órdago triunfal, de desobediencia civil generalizado y en un marco soberanista refrendado en el Parlament, se quede perplejo el opusinizado gobierno de Madrid al comprobar que carece por completo de legitimidad en Catalunya. Forzar a unas elecciones el 21-D, en el peor de los casos mantendría el statu quo en el reparto de fuerzas políticas; en el 'mejor', teniendo en cuenta la limpieza en los procesos del cómputo de los votantes de la empresa del 'hermano' de Indra Abril-Martorell (sin auditoría externa y sin inspección in situ del código fuente por parte de los partidos opositores), pretenderán dejar a los partidos independentistas en minoría, y por tanto el conflicto se agudizará, con Euskal Herria sin tardar en seguir los exitosos pasos del Govern. Hasta en el oportunista partido bisagra del caduco bipartidismo, el Ciudaenanos de Falangito Rivera, ya ve en sus delirios neojoseantonianos a la salmantina miss Arrimadas de presidenta del Parlament, si falla la operación Colau y demás tramoya pseudosoberanista de la tropa del Coletas.


Resulta penoso, pero muy elocuente, que al grotesco y mendaz duelo de la Pp$OEC's, una vez declarada la República independiente catalana, se sumen también los morados. Una mínima coherencia les ayudaría a mantener su techo electoral, pero han optado por el engañabobos de los 'significantes vacíos', según el postmarxismo de Laclaux, para hacer caja entre incautos. Porque ¿cómo interpretar las posiciones ambivalentes de Vistalegre II para Andalucía con respecto al norte del Estado? Antes del clímax de la DUI, sin reparar en que su portavoz congresual Irene Montero, su secretario de organización Echenique y su líder vallecano habían dejado claro que la solución pasaba por un 'referéndum pactado y vinculante' para Catalunya, se va todo al garete. Coincidiendo con las estridencias nacionalistas españoleras de Carolina Bescansa - si bien desautorizadas después -, en Andalucía la portavoz adjunta Esperanza Gómez, conculcaba el mandato del ideario de su partido y se despachaba a gusto, dos días antes del 27-O, al confesar que en caso de haber unas elecciones proautodeterminación en Catalunya su resultado NO sería vinculante. ¿Y alguien piensa en alguna dimisión o cese por haber dejado con el culo al aire toda la estrategia de la formación...? No soñéis... ¿'dimitir' alguno de la desaprensiva partidocracia sabiendo que eso es un nombre ruso? Esperpéntico.


Las sedicentes formaciones de izquierda de los Pueblos ibéricos deberían alegrarse de que el hipócrita 'consenso' (para el expolio de lo público) de la monarquía de partidos del 78 se haya roto en Catalunya, y encontrarían en ello una oportunidad real de cambio. Todo lo contrario. Intentan publicitar un falaz y vano 'diálogo' para desmovilizar a los independentistas, nadar entre dos aguas y seguir chupando del machito de los cargos o de las subvenciones ad eternum; sin embargo el que hayan manifestado su decepción por la DUI en Catalunya ha dejado a Iglesias y a Colau con el pie cambiado, sin poder ocultar su soterrado nacionalismo español, mal disfrazado. Y todavía tienen un pesar mayor cuando el facherío de la Pp$OEC's, como era previsible, en el Senado al aplicar arbitrariamente el exjefe de Bárcenas en sus extremos el Art. 155 prorrumpen, tras el planchazo por su fracaso represor previo, en jactanciosas manifestaciones de alegría y aplausos... tal vez no muy diferentes si el hijo del rey de Franco hubiese ordenado mandar a la aviación a bombardear Barcelona, como en los viejos tiempos de 'gloria'.


Sin embargo lo más crudo de la estulticia política está aún por evidenciarse. En un inédito caso de sinceridad entre gerifaltes de la oligarquía del pútrido sistema de partidos, el antes bocazas Barrilete Fernández Vara, secundado por un machote de confianza de la Gusana de Triana en la Junta de Andalucía, con comedimiento y prudencia sospechosos nos alertan de que el boicot a productos catalanes podría provocar un efecto bumerán, porque las materias primas se exportan desde aquí a Catalunya, para que allá se manufacturen y nos las reenvíen. Incluso tan sólo 'para ponerles una etiqueta' llegaba a afirmar algún artistazo para adornarse. ¡Reconocen así también institucionalmente en Extremadura y Andalucía que somos una COLONIA! Pues sólo en las relaciones económicas coloniales subordinadas se dan esos nocivos efectos.

¡Reconocen así también institucionalmente en Extremadura y Andalucía que somos una COLONIA! Pues sólo en las relaciones económicas coloniales subordinadas se dan esos nocivos efectos.


En fin, el chasco se le presenta duro a muchos progres rojigualdos que tenían hartazgo del prolongado Procés... porque la eterna lucha por la libertad aborrecida en su fuero interno les impedía lucirse, de chupacámaras o relamemicrófonos, compitiendo con la añeja beneficencia de la sopaboba monárquico-papista, en modo seglar 2.0, y obsequiarnos con hueras promesas redentoras para tramar pardillos. El cuento de la remota renta general básica estatutario. O bien fingir que se lucha por legalizar la dación en pago de la vivienda de los hipotecados para liquidar el débito. Aparentar alguna pugna con el obsceno maquillaje del paro en los sistemáticos trabajos 'en prácticas' no remunerados para jóvenes. El simulacro del combate por una verdadera democracia con Separación de Poderes efectiva. Hacer como que les conmueve la prioridad por arremeter contra el abismo 'asimétrico' entre el norte y el 'sur' del Estado, el cual tiene a bastante más de la mitad de la población andaluza en el precariado y la miseria. ¡Al menos recordar la efemérides de la revolución soviética hace cien años por darse algo de pisto...! Nada de nada, 'Pablemos' y el resto del establishment de la progresía acomodada no va a dedicarse a nada de eso... ni para captar votitos como siempre. Si la fatiga del monotema catalanista os hastiaba, tomad dos tazas de caldo con unas elecciones - pagadas con nuestros impuestos - autonómicas el 21-D.


¡La precampaña catalana ya ha empezado! Eso sí, a la hora de bajarse los pantalones al final tentando a los catalanes con un 'concierto' ilegítimo como el vasco, que discrimine a los andaluces, no es lo mismo sacar la zanahoria desde una posición de fuerza que con cara de tarugo pontevedrés alienado. Por supuesto sin perder la desvergüenza el de 'Anita - por la opusina Mato -, la cabeza alta' y el del 'Luis sé fuerte', el mayor fabricante de independentistas en la historia en favor del esplendor de la Obra , el sin par Mariano... coaligado con su fiel escudero - el mismo que aupó la aprobación de sus presupuestos prestándole a un barato diputado suyo canario -, su petimetre menguante Perico Sánchez, el del infame 'Noesnó-perosí'.


Aunque mientras otros ladran rencores, fracasos y resentimientos por los rincones, contra todo pronóstico la esperanza republicana en suelo peninsular no portugués, no va encabezada por vanguardia del proletariado ninguna, ni por maquis por las serranías, ni por infatuados comisarietes autistas de vía estrecha... les ha adelantado sin estridencias ni montajes ideológicos un señor burgués de derechas - nieto y bisnieto de jiennienses y almerienses - con flequillo, nativo de un pueblo de Girona, en la industrializada Catalunya. Que todavía sigan las cacatúas rojipardas jacobinas graznando su mismo doctrinario caducado en Andalucía y Extremadura, tras más de cuarenta años de imposturas y decepciones, sin esbozar la más mínima autocrítica y sin que les haya pasado factura su cabeza cuadrada de zoquetes, provoca el universal asombro: embelesados por objetivos maximalistas, más leninistas que los de Lenin, no hay tragaderas comparables a las de las víctimas de los manijeros rojipardos, en nómina o excedencia del Ministerio de la metrópoli, en las colonias de la desesperanza, de la miseria y de la muerte...