www.noticiasdealmeria.com

Tú eres la ciudad

google+

Comentar

Imprimir

Enviar




“Tú eres la ciudad” es el eslogan de la nueva campaña de concienciación y sensibilización puesta en marcha por el Ayuntamiento de Almería, a través del Área de Servicios Municipales, sobre la limpieza, cuidado y mantenimiento de la ciudad. Una iniciativa que, a diferencia de otras anteriores, más agresivas o amables, según el momento, viene a reconocer los muchos comportamientos cívicos que se suceden a diario en la calle, felicitando y aplaudiendo a quienes con su actitud cívica contribuyen a hacer una ciudad mejor.

En el diseño de esta nueva campaña nos hemos preguntado ¿Por qué en la mayoría de las ocasiones, por no decir en todas, nos detenemos a criticar lo negativo y no resaltamos lo positivo?¿Y si en vez de señalar las malas acciones felicitamos a los que lo hacen bien?

¿Por qué en la mayoría de las ocasiones, por no decir en todas, nos detenemos a criticar lo negativo y no resaltamos lo positivo?¿Y si en vez de señalar las malas acciones felicitamos a los que lo hacen bien?

Apoyada en su difusión en las redes sociales, el mensaje que traslada destaca las acciones positivas de los almerienses en relación a la limpieza, reconociendo con alegría actitudes que debieran ser un hecho normal y habitual en cualquier ciudad, pero que, por desgracia, no siempre lo son. Se ha utilizado para ello la fórmula del 'street marketing', recogiendo en la calle las reacciones espontáneas de personas reales que son felicitadas por una papelera parlante por su educación al arrojar los desperdicios en su interior, convirtiendo a los almerienses en colaboradores anónimos de esta iniciativa.

El esfuerzo que el Ayuntamiento viene realizando en materia de limpieza -cada año destinamos a esa tarea 21,5 millones de euros del presupuesto municipal- pretendemos que sea correspondido en la calle, recordando que la ciudad es de todos y que a todos compete su cuidado. En definitiva, 'Tú eres la ciudad' quiere subrayar en los almerienses la conciencia de valorar y cuidar más el entorno, un entorno que es de todos. Porque no es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia.