www.noticiasdealmeria.com

Más de 1.200 personas afectadas de fibromialgia se forman en la Escuela de Pacientes para afrontar con más calidad de vida este síndrome crónico

Un total de 1.295 personas afectadas de fibromialgia han recibido formación en alguno de los talleres de la Escuela de Pacientes, una iniciativa de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales que nace con el objetivo de ofrecer información y recursos sobre algunas enfermedades crónicas y de contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas que las padecen. Desde la puesta en marcha del aula específica de fibromialgia, son un total de 75 cursos los impartidos en las diferentes provincias andaluzas. En los primeros cuatro meses del año han tenido lugar diez y en el mes de junio están previstas seis sesiones en Huelva, concretamente en el centro de salud de Niebla y en la Unidad de Gestión Clínica La Orden.

En el Día Mundial de la Fibromialgia, la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha hecho un llamamiento a la concienciación y sensibilización en torno a este problema de salud y ha destacado el importante papel que tienen las asociaciones de pacientes en este aspecto. Sánchez Rubio ha recordado que aproximadamente padece fibromialgia entre el 1 y el 4% de la población, sobre todo mujeres. En España, se calcula que unas 800.000 personas sufren esta enfermedad, que puede presentarse de manera aislada o asociada a otras enfermedades. “Administración sanitaria, profesionales y colectivos de pacientes necesitamos unir esfuerzos para mejorar la calidad de vida de las personas afectadas de fibromialgia”, ha manifestado.

Desde la Escuela de Pacientes, se han elaborado varios vídeos donde se tratan diferentes aspectos de la enfermedad: el proceso, la experiencia de los y las pacientes a través de sus propios testimonios y la importancia del ejercicio físico. Igualmente, se ha puesto a disposición de las personas interesadas una guía informativa sobre este síndrome crónico, elaborada por profesionales expertos y expertas del Sistema Sanitario Público de Andalucía y validada por pacientes. En ella, se ofrece información sobre esta patología, los síntomas, el diagnóstico, el tratamiento, estrategias de mejora, recomendaciones, etc. Los recursos audiovisuales y bibliográficos relacionados con esta enfermedad también están disponibles en la web de la Escuela de Pacientes.

El objetivo de este proyecto formativo y participativo de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales es que las personas afectadas puedan ejercer un papel más activo y responsable en sus procesos de salud y enfermedad, de la mano de profesionales sanitarios y otros pacientes que han pasado por el mismo problema.

Proceso asistencial para aunar esfuerzos y homogeneizar la atención

En el ámbito asistencial, la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales puso en marcha en 2007 el Proceso Asistencial Integrado de Fibromialgia con el fin de mejorar la atención sanitaria que reciben los pacientes afectados por esta patología. El objetivo principal era homogeneizar la práctica clínica en torno a esta enfermedad, facilitando el conocimiento de aquellos aspectos asistenciales más adecuados y promoviendo una mejor utilización de los recursos sanitarios.

En este proceso, se incluyen los protocolos de atención primaria y de atención especializada, que abarcan a su vez las actuaciones del reumatólogo, rehabilitador, fisioterapeuta y psicólogo. La intervención del médico de atención primaria resulta fundamental, ya que es el primero que puede percibir los síntomas que ayuden al diagnóstico de la enfermedad. El plan terapéutico se basa en tres pilares básicos: ejercicio físico, tratamiento farmacológico y terapia educacional. Si el caso lo requiere, el paciente puede ser derivado para valoración y seguimiento a un especialista, que propondrá una actuación específica.

La fibromialgia no tiene una causa conocida. En las investigaciones sobre fibromialgia se han descrito casos que apuntan a un origen físico de la enfermedad, y otros, a factores psicológicos o sociales. Hay procesos de fibromialgia que comienzan después de pasar por una infección originada por una bacteria o un virus, y otros que se inician tras un accidente de automóvil, una separación, etc. Además, también hay casos en los que la fibromialgia aparece después de otra enfermedad como la artritis reumatoide o el lupus eritematoso.

Ninguna de estas causas parecen provocar la fibromialgia, sino que probablemente lo que hacen es despertar un desequilibrio en la capacidad de respuesta del organismo ante determinados estímulos.

La fibromialgia se considera un síndrome, es decir, un conjunto de síntomas. De estos síntomas, el más importante y característico es el dolor generalizado. Junto al dolor, otros síntomas característicos suelen ser la fatiga y el cansancio. La fibromialgia también puede ocasionar rigidez, sobre todo al levantarse por las mañanas.