www.noticiasdealmeria.com

Orgullosos de los mejores almerienses

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El Ayuntamiento de Almería va a seguir esforzándose para que los almerienses reconozcan, con naturalidad y con orgullo, la trayectoria y aportación de otros almerienses que, bien en la actualidad o en el pasado, han contribuido con su trabajo y aportaciones a la mejora del conjunto de la sociedad española en todos los ámbitos. Siempre me ha parecido muy empobrecedor y frustrante el discurso de la negación del éxito con el que los propios almerienses nos hemos castigado durante años, como si nada o nadie que tuviera su origen en Almería fuera capaz de la excelencia. Pero la historia está llena de ejemplos que demuestran lo contrario en numerosos campos de la ciencia, del arte, del esfuerzo y del talento. Y esa herencia no sólo nos define y nos explica, sino que representa, además, un modo de situar a Almería en el mapa histórico de los logros y de los aciertos que, desde lo individual, nos han hecho mejores a todos. Me gusta pensar, porque además lo creo, que Almería es una gran ciudad. Y en ella han nacido, crecido y trabajado hombres y mujeres que han contribuido a generar un legado de aportaciones y avances del que todos, en igual medida, nos debemos de sentir legítimamente orgullosos. Conocer la obra de los almerienses que han destacado por su inventiva, por su creatividad y –sobre todo- por su sacrificio, es una labor que nos engrandece, y con la que el Ayuntamiento de Almería tiene un compromiso que se explica en el pasado y se proyecta en el futuro. Por eso el Ayuntamiento ha llevado a cabo un completo programa de reconocimiento y divulgación de la trayectoria del luthier Antonio de Torres, el padre de la guitarra moderna, del que acaban de cumplirse 200 años de su nacimiento en el barrio de La Cañada. Una aportación que le convierte en uno de los almerienses más ilustres, más importantes y más definitivos a la hora de hablar de esa “Marca Almería” que explica nuestra capacidad de crear, de innovar y de atreverse a hacer realidad lo que para muchos parecía imposible. También he tenido el honor de entregar hace pocos días el Escudo de Oro de Almería al Contraalmirante, Jefe del Estado Mayor de la Flota y piloto de combate Ricardo Atanasio Hernández López, que es un almeriense que lleva el nombre de su tierra por los mares y cielos de todo el mundo. Es justo y es necesario que sepamos reflejarnos en el espejo de la excelencia y abandonar tópicos frustrantes y erróneos.