www.noticiasdealmeria.com
¿Cómo sobrevivir al invierno sin descuidar tu salud?

¿Cómo sobrevivir al invierno sin descuidar tu salud?

A pesar de usar un jersey de cuello alto, un abrigo y un par de botas abrigadas, el frío del invierno puede causarles mucho daño a nuestra piel y nuestro cabello. Asimismo, una mala hidratación y el bajo consumo de nutrientes indispensables durante esta época pueden llevar a problemas de salud más serios. Hacer lo necesario y tomar precauciones durante los meses fríos hará que no dejemos de lado nuestra salud y, además, mantendrá nuestra belleza intacta.

Alimentación e hidratación


Según expertos en nutrición, la dieta para el verano y la dieta para el invierno no deben ser idénticas. Esto se debe a que las necesidades de nuestro organismo aumentan durante los meses fríos y, si no modificamos nuestros hábitos alimentarios de acuerdo con esas necesidades, corremos el riesgo de sufrir malnutrición. El consejo primordial para el invierno es medir las porciones. La clave radica en consumir una dieta variada, pero en pequeñas cantidades. Por otro lado, el consumo de ensaladas decae porque no nos apetece ingerir algo frío. Sin embargo, es importante reemplazarlas con caldos y sopas de verduras para no descuidar nuestra ingesta de vegetales. La vitamina A, presente en los lácteos, y la vitamina C que se encuentra en los cítricos pueden ayudarte a mantener una dieta saludable. Por último, es imprescindible una buena hidratación para evitar descompensaciones. Los expertos recomiendan beber, por lo menos, ocho vasos de agua al día.

Cuidados de la piel


Nuestra piel, expuesta al frío, puede sufrir mucho daño si no tomamos las precauciones necesarias. Cuida tu piel con filtro solar y usa bálsamo en tus labios. Las cremas humectantes son una buena alternativa luego de una limpieza de cutis diaria. Por otro lado, toma duchas rápidas y no te seques por completo. Esto hará que la piel absorba la mayor cantidad de agua posible para no resecarse. Si utilizas una crema humectante después del baño, la piel conservará aun más humedad. Una crema que contenga karité, sobre todo para las manos, que suelen estar más expuestas al frío, hará que mantengas una buena hidratación corporal. Evita las fragancias o lociones que puedan irritar la piel durante el invierno por su contenido de alcohol; lo mejor es utilizar cremas que tengan poco perfume.

Cuidados del cabello


Con las bajas temperaturas, nuestro cabello segrega más grasa por los cambios hormonales producto del frío. Lavarlo con agua tibia y no masajear demasiado el cuero cabelludo evitan que el pelo segregue aun más grasa. Elegir un champú seco que nos permita lavar el pelo una vez cada dos días es una buena alternativa para absorber el exceso de grasa y que el cabello luzca brillante y sano.

Los cuidados corporales no deben pasarse por alto en los meses invernales. Llevar una buena alimentación e hidratación y cuidar adecuadamente nuestra piel y nuestro cabello ayudan, no solo a mejorar nuestra salud, sino que también a mantener nuestra belleza. Poniendo en práctica estos consejos, estarás preparado para sobrevivir al invierno sin descuidar tu salud.