www.noticiasdealmeria.com
Conoce los beneficios de la jardinería para la salud

Conoce los beneficios de la jardinería para la salud

La jardinería es una de las prácticas que más satisfacción da a las personas que dedican tiempo para embellecer su hogar. Por supuesto, el resultado es el mejor regalo que obtenemos, pero en el proceso también nos beneficiamos tanto física como mentalmente.

Es conocido que plantar árboles, flores y hortalizas en el jardín ayuda a prevenir el desarrollo de enfermedades como la demencia senil y la diabetes. Además, quienes practican la jardinería tienen un estado anímico a plenitud.

En el jardín de nuestro hogar podemos encontrar gratos momentos de relajación, de diversión familiar y de actividad física rodeados de la naturaleza. Para iniciarnos en la jardinería, necesitamos poner muchas ganas y esmero a su mantenimiento, pues es todo arte y se requiere técnica para cuidar y cultivar.

La jardinería nos permite darle un toque especial al ambiente que nos rodea. Además de la posibilidad de sembrar toda clase de plantas, flores de colores y cosechar alimentos, nos ofrece otros muchos beneficios. Por ejemplo, regar todos los días y entrar en contacto con la tierra nos relaja y hace que nos olvidemos de los problemas que nos agobian.

Aún si somos inexpertos en el tema, podemos incursionar en el mundo de la jardinería. En primer lugar, debemos contar con un buen suelo. Para el trabajo de labranza hay máquinas que pueden facilitar este paso. Las motoazadas remueven la tierra y aflojan el suelo para facilitar la labor de sembrado, por lo que el primer trabajo no demandará gran esfuerzo.

Pero la jardinería tiene también otros beneficios. Reducir el estrés con esta práctica disminuye el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas, obesidad y otras asociadas a un estilo de vida poco saludable. Comer lo que sembramos es una de las mayores satisfacciones, además de que nos garantiza comer alimentos sin químicos.

Por otra parte, al reducir los niveles de estrés, los patrones de sueño registrarán una mejora, lo cual nos ayuda a relajarnos y a sentir mayor bienestar mental. Un estudio realizado en los Países Bajos reveló que la jardinería puede reducir el nivel de cortisol (la hormona del estrés) en el cerebro. Además, los científicos sostienen que los niveles altos de esta hormona interfieren con el aprendizaje y la memoria.

La jardinería también resulta beneficiosa para nuestro cuerpo, pues se trata de una actividad física de intensidad regular. Aproximadamente se pueden quemar 300 calorías en una hora dedicada al cuidado de las plantas. Asimismo, realizar movimientos como cavar y cortar ayudan a fortalecer los músculos y articulaciones del cuerpo.

Por último, permanecer en un espacio al aire libre nos permite recibir los rayos del sol, lo cual significa una buena cantidad de vitamina D, con la que el cuerpo absorberá de la mejor forma el calcio, mineral que fortalece los huesos y beneficia al sistema inmunológico.