ISSN 1989-8630 **
21 de agosto de 2019, 10:18:10
Almería


La Facultad de Derecho de la UAL centra su patrón en ‘el futuro de los estudios jurídicos’


La celebración de la festividad de San Raimundo de Peñafort entrega la Medalla de la Facultad al catedrático Pedro Resina, reconoce a Daniel Hernández por obtener el mejor expediente académico y cuenta con la participación del presidente de la Conferencia de Decanas y Decanos






Un repaso al año que se ha cerrado desde la anterior celebración y mirada analítica y crítica al futuro, con carga emotiva y dosis de frescura en los dos reconocimiento que se han realizado. Así se ha vivido el acto del patrón de la Facultad de Derecho de la Universidad de Almería, presidido por el rector y con la presencia de los principales representantes del mundo jurídico de la provincia. Carmelo Rodríguez ha hecho mención precisamente a que “la festividad de San Raimundo de Peñafort es una fecha de encuentro del ámbito del Derecho”, recordando a su vez la trayectoria de la Facultad hasta la consecución de la verificación y la reacreditación de todas las titulaciones a las exigencias de calidad del Espacio Europeo de Educación Superior: “Constituye un motivo de especial satisfacción poder compartir con docentes, estudiantes y PAS todos esos logros”.

El rector ha compartido el éxito, ya que ha destacado que “es resultado también de la integración y colaboración con las distintas instituciones, administraciones y colegios profesionales, creando sinergias que han contribuido al incremento y a la consolidación de la calidad formativa de todos sus títulos, así como al encuentro de espacios especializados que permiten la transferencia del conocimiento cambiante y actualizado del Derecho a la Sociedad”. Rodríguez, muy cariñoso en sus palabras hacia el catedrático Pedro Resina tras ser reconocida su aportación, “un ejemplo por su saber docente y por su buen código ético de valores”, así como cercano a Daniel Hernández, mejor expediente académico de la promoción 2014-2018, “que ratifica compromiso con la formación de talento”, ha invitado a los miembros de la Facultad a “seguir trabajando con la sociedad de este modo, que es la línea que inspira y dirige el funcionamiento de mi equipo de gobierno”, ha puntualizado.

Tras el repaso a la gestión e hitos alcanzados durante el año, recogidos en la lectura de Memoria por parte del secretario de la Facultad, Ángel Fornieles, ha tomado la palabra, subrayando varios de esos logros, el decano Luis Gómez. En concreto ha insistido en la renovación de acreditación en los másteres en Abogacía, en Derecho y Administración Local y en Derecho de la Empresa y Actividad Agroalimentaria, sumadas a las conseguidas en todas las titulaciones. En ese sentido, ha aprovechado para anunciar la pronta implantación de un nuevo grado y dos másteres, uno en vinculación con el sector agroalimentario y otro con los recursos naturales. No se ha olvidado de la implantación del nuevo sistema de Calidad, que garantiza el más alto nivel, con la puesta en marcha de la Comisión de Calidad de la propia Facultad, mostrando su agradecimiento: “Mucho trabajo y resultados fructíferos, pero nada habría sido posible sin los profesores, el personal de administración y los alumnos, como también es obligado agradecer la solícita y desinteresada colaboración de instituciones, entidades, empresas y profesionales”. Entre otras cuestiones, “es fundamental hacer posible las prácticas externas, que forma parte del plan de estudio por ser una parte de la formación y el aprendizaje”.

La parte emotiva ha correspondido a la entrega de la más alta distinción que tiene la Facultad al Pedro Resina, catedrático de Derecho Romano en la UAL, en el momento de su jubilación, “todo un generador de transferencia, porque lo hace en el aula y hacia sus alumnos”. El propio Resina ha intervenido rememorando que hace ahora 45 años de su primera clase, en la Universidad de Granada, que fue acogido en 1997 en la que ha sido su casa hasta ahora y que ha citado las tres máximas de Ulpiano: “Vivir honestamente, no dañar a nadie y dar a cada cual lo suyo”.

Por último, Javier López, presidente de la Conferencia de Decanas y Decanos de Derecho de España, ha desarrollado la charla sobre el “Presente y futuro de los estudios jurídicos en España”. Ha sido “poco halagüeño” respecto del futuro: “Los cambios serán pocos, se ha perdido flexibilidad, que se está buscando con las dobles titulaciones, y es triste pero hemos perdido la iniciativa en la conformación de nuestros estudios”. Ha hablado de “sistema cerrado” y se ha referido al problema de las universidades más pequeñas ante la competencia que se lleva a los mejores expedientes. Su sugerencia ha sido “buscar valor específico” y ha desvelado el plan para endurecer la prueba de acceso a la abogacía: “No una reválida del Grado, sino con competencias y habilidades”.
Noticias de #Almeria.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.noticiasdealmeria.com