ISSN 1989-8630 **
2 de diciembre de 2020, 7:35:37
Sucesos


Desmantelado un punto de venta de droga muy activo en Plaza de Toros


Se han practicado tres registros, interviniéndose 756 euros, cinco balanzas de precisión, 118 papelinas cocaína, 56 pastillas de tramadol, sustancia de corte, 12 teléfonos móviles, 15 relojes de alta gama, tres tablets, y tres ordenadores portátiles entre otros efectos


Agentes de la Policía Nacional en Almería han desarticulado un punto de venta de droga muy activo en el barrio de la Plaza de Toros de Almería, y han detenido a dos hombres y dos mujeres como responsables de un delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico.

Las pesquisas policiales sobre la existencia de un punto de venta de droga muy activo en el las inmediaciones de la Plaza de Toros se desarrollaron durante cerca de cuatro meses. Los investigadores pudieron comprobar que existía un punto de venta situado en el interior de una vivienda, el cuál era frecuentado por gran número de personas ajenas al mismo, y sin que se les conociera ningún tipo de parentesco con sus moradores. Las visitas se producían en cualquier franja horaria del día, y con una duración ínfima.

Pero además y con carácter secundario, los arrestados disponían de un segundo lugar para realizar la venta al menudeo de droga, y que utilizaban de manera intermitente, para de este modo tratar de eludir investigaciones policiales al respecto.

El punto de venta de droga, situado en la calle Manuel de Falla, estaba dotado de una seguridad extra no acorde con cualquier tipo de vivienda, existiendo dos rejas metálicas en la puerta principal con varios cerrojos, además de una puerta de las habituales de exterior de vivienda.

En la parte posterior del inmueble y a través de una ventana con un agujero en la reja, se producía el intercambio de droga por dinero, y a razón de 5 euros por papelina.

En ocasiones, y sólo a toxicómanos de confianza, se les facilitaba el acceso a una habitación en la que los arrestados permitían el consumo de las drogas anteriormente adquiridas. De este modo evitaban investigaciones sobre las ilícitas actividades manejadas, derivadas de eventuales intervenciones de dosis de droga realizadas por la Policía Nacional a los compradores, y en las inmediaciones del punto de venta.

Tres registros

Para la práctica de los registros, la Policía Nacional ha tenido que hacer uso de la fuerza para acceder al interior de las viviendas, ante la negativa de los arrestados de facilitar el acceso a los mismos.

Dos de los detenidos a su vez, intentaron sin éxito huir de los agentes, tras haber arrojado por el inodoro y sumidero de la terraza varias papelinas de cocaína, las cuáles fueron recuperadas.

La operación se ha saldado con la intervención de 118 papelinas, 756 euros en efectivo, 5 balanzas digitales, diversas cantidades de sustancia de corte, 12 teléfonos móviles, cuatro equipos de car audio, una smart tv, 15 relojes de alta gama, tres tablets, un Ipad, tres ordenadores portátiles, y una bicicleta de montaña de alta gama.

Una vez en dependencias de la Comisaría de Policía de Almería, los investigadores pudieron comprobar que uno de los terminales telefónicos intervenidos, había sido denunciado como sustraído el día 23 de diciembre por su propietario, quien manifestó en su denuncia que una persona desconocida se le acercó por la espalda, y le arrebató el teléfono mientras estaba haciendo uso del mismo. El terminal ha sido entregado a su propietario.

Por su parte, técnicos de la compañía eléctrica comprobaron que los inmuebles contaban con acometidas ilegales a la red eléctrica, no quedando registrado el consumo en ningún contador para poder ser facturado. Adoptando las correspondientes medidas de seguridad, y con el apoyo de los agentes adscritos a la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Almería, los técnicos procedieron al desenganche de las acometidas irregulares y al restablecimiento del normal suministro eléctrico en el barrio.

Las cuatro arrestados, dos hombres y dos mujeres con edades comprendidas entre los 31 y 53 años de edad, y con varios antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio y contra la salud pública, han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número cinco de Almería en funciones de guardia.

Noticias de #Almeria.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.noticiasdealmeria.com