www.noticiasdealmeria.com

Amat, Crespo y Góngora piden el fin del impuesto de sucesiones

viernes 19 de febrero de 2016, 18:56h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia

El 55% de las explotaciones agrarias tienen al frente personas que superan los 55 años, y el 31% son mayores de 65, lo que significa que 1 de cada 3 agricultores ha superado ya la edad de jubilación
La portavoz del Partido Popular en el Parlamento Andaluz, Carmen Crespo, junto al presidente provincial, Gabriel Amat, el alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, y parlamentarios y diputados del PP, ha destacado hoy en El Ejido la “importancia” de la campaña que el PP-A emprendió la semana pasada #Hereda 100x100 (ya se han recogido 55.000 firmas en toda Andalucía), para solicitar a la Junta la bonificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones al 99% en Andalucía, ya que según ha explicado “somos los españoles que más impuestos pagamos, y concretamente este impuesto es en Andalucía el más caro de todas las comunidades autónomas, lo que genera una clara sensación de injusticia en la mayoría de los andaluces”.

Crespo ha explicado que mientras en Andalucía se paga por un bien de 200.000 euros aproximadamente, 28.250 euros, en Extremadura se pagan 1.857 euros y en Madrid sólo se pagan 282, y ha manifestado que estas cifras demuestran que estamos ante un impuesto “claramente injusto para los andaluces y almerieses”.

La portavoz popular ha destacado que en provincias como la nuestra, donde hay un peso importante de la agricultura, la eliminación del impuesto de Sucesiones sería especialmente beneficiosa, ya que lo que ocurre en estos momentos es que “la Junta está bloqueando el relevo generacional en el campo”. Así, ha explicado que actualmente el 55% de las explotaciones agrarias tienen al frente a personas mayores de 55 años, y el 31% son mayores de 65, lo que significa que uno de cada tres agricultores ha superado ya la edad de jubilación, por tanto “necesitamos urgentemente la incorporación de jóvenes para que la agricultura tenga más posibilidades”.

”La bonificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones supondría un enorme beneficio para los agricultores que sólo pagarían el 1% por las herencias de tierra a sus hijos, con lo que muchos de ellos podrían continuar con la actividad agrícola, rejuvenecer el sector y no paralizarlo por la imposibilidad de hacer frente a los enormes gastos que supone heredar una finca que además seguro que tiene otras cargas como préstamos de campaña, o la inversión que se habrá llevado a cabo en modernización o en I+D”, ha explicado.

La parlamentaria popular ha explicado como el PP-A ya ha presentado en tres ocasiones una Proposición No de Ley en el Parlamento para que se bonifique dicho impuesto y como ayer, por tercera vez, PSOE y Ciudadanos votaron en contra. Por ello, ha dicho que “el PP está en la calle, para conseguir que la presidenta de la Junta y todos los grupos parlamentarios ayuden a bonificar este impuesto al 99%, ya que es absolutamente necesario para el relevo generacional en la agricultura”.

Además, ha anunciado que el PP-A va a llevar al Parlamento una Proposición de Ley sobre la bonificación del impuesto de Sucesiones y espera que todos los grupos políticos, especialmente Ciudadanos y PSOE, la apoyen, porque lo que ocurre en Andalucía es un “agravio comparativo injusto” si tenemos en cuenta los beneficios de extremeños o madrileños.

Finalmente, y ante la reunión que PSOE y Ciudadanos han mantenido hoy para estudiar dicha bonificación, Crespo ha señalado que “no hace falta estudiar mucho, porque la bonificación ya está hecha en otras comunidades, en Madrid el 99%, y en Extremadura el 95%”, por ello espera que no sigan bloqueando una iniciativa que es de los ciudadanos.

Gabriel Amat

Por su parte, el presidente del Partido Popular de Almería, Gabriel Amat, ha destacado que el PP, con esta campaña, está defendiendo los intereses de los ciudadanos de Andalucía y Almería, porque estamos ante un impuesto que es “completamente injusto”, y por ello queremos que se bonifique.

Amat ha señalado que no es justo que un agricultor trabaje toda su vida, pagando impuestos, y que a la hora de dejar la herencia que con tanto sacrificio ha logrado para sus hijos tenga que pagar el impuesto de Sucesiones y Donaciones. Además, ha recordado que hay muchos agricultores que no pueden hacer frente a este impuesto y por lo tanto tienen que renunciar a la herencia que sus padres han conseguido con gran esfuerzo y trabajo.

Finalmente, ha terminado pidiendo “la igualdad de Andalucía con otras comunidades que ya tienen bonificado este impuesto y que han aumentado sus ingresos y están creando más riqueza”.

Francisco Góngora

Por último, el alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, ha señalado que el impuesto de Sucesiones está gravando la transmisión de los bienes de padres a hijos, no solo cuando se produce un fallecimiento, sino también en vida. Y ha manifestado además, que un hecho más injusto aún es el “agravio comparativo que hay con respecto a otras comunidades autónomas”, ya que según ha explicado “un andaluz paga 100 veces más que un madrileño o un gallego y eso es un agravio que no tenemos por qué soportar”.

El alcalde ejidense ha manifestado que los agricultores a lo largo de su vida trabajan duro para lograr un patrimonio para legar a sus hijos, contribuyen al fisco con sus impuestos, y por lo tanto “no entendemos que tras su jubilación o fallecimiento se tenga que pagar este impuesto que pedimos al Gobierno andaluz que bonifique para que no sea tan gravoso”.

Finalmente ha recordado que “cada año 5.000 andaluces renuncian a su herencia porque no pueden pagar este impuesto”, y ha insistido en la necesidad de que “nuestra tierra se equipare a otras comunidades”, porque según ha recordado “hay personas que se censan o tienen su domicilio fuera de la comunidad para eludir el pago de este impuesto”.
Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios