www.noticiasdealmeria.com
Radiografía a la sanidad en Almería
Ampliar

Radiografía a la sanidad en Almería

sábado 22 de octubre de 2016, 22:15h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia

El Hospital de la Cruz Roja será un "espacio sociosanitario", mientras el Materno-Infantil sólo verá ejecutado un millón de euros este año, en el de la Inmaculada las camas cerradas en verano siguen igual, y en el de Poniente las urgencias están colapsadas

La parlamentaria andaluza del Partido Popular de Almería Rosalía Espinosa ha denunciado hoy en rueda de prensa que la Sanidad está escalando posiciones en las preocupaciones de los almerienses y andaluces, incluso situándose por encima del desempleo en muchos lugares, y ha señalado que en el caso concreto de la provincia de Almería tenemos una “Sanidad a medio gas”, con profesionales sanitarios manifestándose, o con pacientes hacinados en los pasillos de los hospitales cada invierno.

Espinosa, que ha estado acompañada por los parlamentarios andaluces Aránzazu Martín y Amós García, ha explicado en rueda de prensa que en el caso concreto de Torrecárdenas, donde hay funcionando 14 quirófanos, tendrían que ser 32 los anestesistas que deberían estar trabajando en el centro. Sin embargo, la realidad es que actualmente cuentan con 9 menos porque no se están sustituyendo las bajas o se han ido a otros lugares, y de los que quedan no todos tienen contratos a jornada completa, por lo que “la actividad quirúrgica de Torrecárdenas se está resintiendo”.

A esta penosa situación, la parlamentaria andaluza ha sumado las listas de espera que hay en la provincia, concretamente 25.000 almerienses según la Consejería de Salud, de los que más de 5.000 están esperando para ser operados (1.700 inscritos en Torrecárdenas). Por ello, y como la Fiscalía está analizando las listas de espera en Andalucía, Rosalía Espinosa va a intentar hacerle llegar esta información para que se haga un especial de lo que está pasando en Torrecárdenas.

HOSPITAL DE LA CRUZ ROJA

En su intervención ante los medios, Rosalía Espinosa se ha referido también al Hospital de la Cruz Roja y ha denunciado que el PP ha conocido que se va a dejar “languidecer” para reconvertirlo en “un espacio socio sanitario”. Espinosa ha recordado que la Cruz Roja cuenta con cuatro plantas de las que actualmente dos están cerradas a pesar de la falta de camas hospitalarias que hay en la provincia.

Además, ha denunciado que este centro hospitalario está perdiendo parte de su material de rayos, de su tecnología, de su personal que se está derivando a Torrecárdenas, porque según ha explicado “las pocas camas que van a quedar abiertas en la Cruz Roja lo van a hacer como camas no tecnológicas, de bajo coste, para atender a los más mayores”.

La parlamentaria popular ha destacado también que desde la gerencia del hospital van a presentar el proyecto a un Consejo para “vestírselo con mejores ropas”, pero al final la realidad es que “en un hospital de cuatro plantas solo está funcionando una y media, le están coartando recursos tecnológicos y personales, y se los están llevando a Torrecárdenas, y ya sabemos poco a poco en qué lo van a convertir, lo que preocupa a los profesionales sanitarios y también al Partido Popular”.

Por todo ello, Rosalía Espinosa afirma que el PP ya ha presentado iniciativas en el Parlamento para que desde la Junta den explicaciones sobre lo que está pasando en la Cruz Roja, y espera que de una vez por todas “llegue a Almería la transparencia que tanto predica Susana Díaz pero que aquí no conocemos”.

HOSPITAL MATERNO INFANTIL

La parlamentaria del PP se ha referido también al Hospital Materno-Infantil y ha señalado que el PP ha conocido que “el proyecto se ha podido mermar de forma importante, que la indemnización a la empresa ha ascendido a dos millones de euros, que las obras posiblemente comenzarán en la primera o segunda semana de noviembre, que este año se va a ejecutar muy poco, sobre un millón de euros, y que según la planificación de la obra el año que viene se gastarán unos 10 millones de euros en las obras del hospital”.

Por ello, el PP va a presentar una enmienda de por lo menos 10 millones de euros a los Presupuestos de la Junta de 2017, que se llame con nombre y apellidos “Hospital Materno-Infantil de la provincia de Almería” y que tenga una reserva de programación del resto del importe de la obra para el año 2018.


Rosalía Espinosa ha mostrado su preocupación en cuanto a las “rebajas” en el Hospital Materno-Infantil. Por eso ha señalado que “vamos a estar muy pendientes de la dotación y los recursos, para saber qué va a tener el hospital por dentro, y que llegue en las mejores condiciones a la población, con un proyecto puntero”.

Ante esto, los parlamentarios del PP también han presentado una batería de preguntas en el Parlamento para saber exactamente la dotación y recursos con los que va a contar el hospital, porque queremos “tecnología moderna, puntera y que la Junta invierta en vanguardia en la sanidad almeriense”.

HOSPITAL DE HUÉRCAL-OVERA

Sobre las concentraciones que el personal del Hospital de la Inmaculada está llevando a cabo para denunciar el cierre de camas, Espinosa ha mostrado el apoyo de todo el PP a los profesionales sanitarios y ha recordado que a día de hoy “de las 170 camas con las que cuenta el centro hospitalario, 24 del área de Medicina Interna aún no están puestas a disposición de los vecinos del Levante y norte de Almería”.

“La gerente dice que hay baja demanda asistencial, pero nosotros le recordamos que eso es imposible con más de 600 personas reconocidas en lista de espera por la Junta de Andalucía y la Delegación de Salud, sólo en el Hospital de la Inmaculada”, ha señalado.

Por ello, Rosalía Espinosa ha manifestado que “desde el PP lo que queremos es que se abran las camas inmediatamente y que la Inmaculada actúe como un hospital comarcal dando un servicio adecuado a todos los vecinos que dependen de él”.

Además, pedirá a la Junta que la planta de Medicina Interna del Hospital cuente con las 14 enfermeras que necesita, ya que actualmente sólo hay 11, y que los auxiliares de enfermería sean 11 y no los ocho que hay ahora.

HOSPITAL DE PONIENTE

Por último se ha referido al Hospital de Poniente y ha lamentado que a día de hoy y a pesar de que todavía no ha llegado la época invernal “el hospital ya tiene las Urgencias colapsadas porque faltan más de 9 médicos para poder hacer los turnos”.


Espinosa ha denunciado que el personal de este centro hospitalario es con mucha diferencia el que “en peores condiciones trabaja” y ahora se les ha unido la apertura del hospital de Loja, lo que les está haciendo también perder personal.

También ha recordado que son 9.488 personas las que están en listas de espera en este hospital, más que en Torrecárdenas, y que la situación es “muy grave”.


Por ello, una de las enmiendas que el GPP va a llevar a los presupuestos va a versar también sobre este hospital, que necesita una partida importante para poder habilitar su área de oncología (es el único hospital comarcal de Andalucía que no cuenta con este servicio) y para poder dar salida a las casi 10.000 personas que hay en lista de espera.

ASÍ RESPONDE LA JUNTA DE ANDALUCÍA

A lo largo de este mes de octubre la Junta de Andalucía ha mostrado una vez más su compromiso con la mejora de la atención sanitaria en Almería con un anuncio de gran calado, como es el reinicio de las obras del Hospital Materno Infantil. Este nuevo centro, con un presupuesto de 26,5 millones de euros, se integrará dentro del Complejo Hospitalario Torrecárdenas y ofrecerá unas instalaciones modernas y confortables, dotadas de habitaciones de uso individual, tanto para la población pediátrica como para todas las mujeres que precisen ingreso por alguna patología tocoginecológica.

La puesta en marcha de este futuro hospital permitirá aumentar los recursos asistenciales en las áreas de Pediatría y Toco-Ginecología, al tiempo que permitirá liberar espacio en el interior del Hospital Torrecárdenas, para facilitar la mejora y reorganización de otras áreas. Aunque autónomo en su funcionamiento, estará conectado en el Hospital Torrecárdenas, lo que permitirá compartir recursos de forma eficiente.

Lejos de alegrarse del reinicio de las obras del Hospital Materno Infantil, el PP de Almería parece no estar contento con la noticia y trata como siempre de buscar cualquier excusa para atacar al sistema sanitario público en Almería y a sus profesionales. Para ello retoma su visión catastrofista y trata de sembrar la inquietud entre la población, aunque sea retorciendo cualquier dato a su alcance y criticando hasta el hecho de que se concedan permisos especiales a profesionales sanitarios para el desarrollo de labores humanitarias. Asegurar que la marcha de un anestesista del Complejo Hospitalario Torrecárdenas a Sudamérica para participar en un proyecto solidario, incrementa las listas de espera en la provincia es incalificable y muestra la catadura moral de algunos dirigentes del PP. En el centro de referencia almeriense únicamente está sin cubrir la baja de un especialista en Anestesiología y Reanimación y se debe a que no hay profesionales disponibles en la Bolsa Única de Empleo.

En relación a las listas de espera, la Consejería de Salud siempre ha sido transparente con sus tiempos de espera quirúrgicos, de consultas externas y de pruebas diagnósticas y lo seguirá siendo para cumplir con un compromiso y con una normativa sanitaria con la que fue pionera a nivel nacional.

En la provincia de Almería, los datos se mantienen estables en los últimos años, con ligeras mejoras y con cifras desde luego mucho mejores que las del conjunto del sistema nacional de Salud. Para intentar sostener su discurso, el PP recurre a sumar los pacientes que aguardan operación, consultas y pruebas diagnósticas, en aras de lograr unos datos los suficientemente llamativos, pero lo importante es que los almerienses esperan mucho menos que en otras zonas de España.

Los almerienses tienen una espera media de 55 días para operarse de alguno de los más de 700 procedimientos que se incluyen en el decreto de garantías con el que Andalucía fue pionera a nivel nacional en 2001, estableciendo que la demora máxima de estos procedimientos fuera de 180 días. Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a fecha de 31 de diciembre de 2015, la espera media en el conjunto de comunidades era más de un mes mayor, 89 días.

En los 71 procedimientos en los que Andalucía da garantías para no superar los 120 días de demora quirúrgica, la demora media en Almería es de 44 días, lo que supone 36 días menos que la media del SNS.

En cuanto a las tasas de pacientes que aguardan una operación, la tasa almeriense a 30 de junio de 2016 se sitúa en 6,90 pacientes por cada 1.000 habitantes, frente a los 12,21 pacientes por 1.000 habitantes del Sistema Nacional de Salud a 31 diciembre de 2015. Para calcular la tasa almeriense, se tienen en cuenta los pacientes en lista de espera tanto para procesos con garantía de 180 días, como para aquellos de 120 días.

Si sólo se tienen en cuenta los 11 procedimientos quirúrgicos seleccionados por el Ministerio como los más frecuentes (y en los que Andalucía garantiza un plazo máximo de 120 días), esta tasa en Almería es de 3,15 pacientes por cada 1.000 habitantes, frente a la tasa de 5,07 pacientes por 1.000 habitantes en el SNS.

En Almería se ha producido un ligero descenso en ambas tasas con respecto a junio del año pasado, concretamente un 0,6 menos en la tasa global de pacientes que esperan una intervención y un 0,27 menos en la referida a las operaciones que no deben superar los 120 días.

En lo referente consultas, la media almeriense a 30 de junio de 2016 se sitúa en 45 días, 13 días menos que la media a nivel nacional, con una demora de 58 días a 31 de diciembre. En pruebas diagnósticas, el plazo para someterse a un procedimiento diagnóstico se sitúa en 16 días en la comunidad autónoma andaluza, un dato que actualmente sigue sin poder compararse en el conjunto del SNS por no disponerse de esta información por comunidades.

Hospital Cruz Roja y Hospital La Inmaculada

Con respecto a la situación real del Hospital Cruz Roja de la capital y del Hospital La Inmaculada de Huércal-Overa, ya se ha explicado que la ocupación media de estos centros es actualmente muy baja, porque no hay demanda asistencial. El hecho de que ambos centros cuenten con camas disponibles, obedece a que no hay pacientes enfermos que las ocupen. Y para optimizar los recursos humanos y materiales, en ambos se han llevado a cabo medidas de reorganización, que persiguen garantizar la calidad asistencial y gestionar de forma eficiente los recursos que todos aportamos con nuestros impuestos para su funcionamiento.

El Hospital Cruz Roja está destinado a la atención de pacientes pluripatológicos y también se encarga de aquellos que requieren la prestación de cuidados paliativos. Ofrece una atención altamente valorada por sus usuarios y sus familias y es una parte esencial del Complejo Hospitalario Torrecárdenas.

Con respecto a su primera planta, hay que señalar que se trata de un espacio que en su día fue designado como zona de hospitalización y cuarentena para los contactos de pacientes afectados por patologías infecciosas relacionadas con alertas internacionales.

Por su parte, el Hospital La Inmaculada de Huércal-Overa funciona con total normalidad y cuenta con todos sus áreas y servicios operativos. Todas sus alas de hospitalización están abiertas, tras el acondicionamiento durante el verano de algunas zonas destinadas a la atención de los pacientes de Medicina Interna, donde se han llevado a cabo obras de reforma y mantenimiento.

En estos momentos, el centro cuenta una baja tasa de ocupación, que oscila según los días, entre el 50% y el 60% de su capacidad, es decir, poco más de la mitad, debido a la baja demanda asistencial, permitiendo el uso individual de una parte de las habitaciones de hospitalización.

Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios