www.noticiasdealmeria.com
Balates en decadencia

Balates en decadencia

El GEM expresa su preocupación por el deterioro de este elemento tan vinculado a la singularidad y preservación del paisaje almeriense

miércoles 23 de abril de 2014, 10:55h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El Grupo Ecologista Mediterráneo se ha dirigido a las delegaciones provinciales de las Consejerías de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y a la Diputación de Almería para que lleven a cabo un plan de intervención urgente tendente a frenar la destrucción de balates.

Estos elementos, también llamados ribazos, pedrizas, paratas,... están estrechamente relacionados con soluciones tradicionales y de acreditada eficacia para frenar procesos erosivos.

Desde tiempos remotos, para poder cultivar la tierra, los agricultores han construido y mantenido mamposterías o muros de piedra para enfrentarse a la orografía y climatología almeriense. Escasez de precipitaciones con carácter irregular y torrencial, fuertes pendientes y terrenos pedregosos, han requerido de estas construcciones realizadas con enorme esfuerzo, sabiduría y destreza al conjugar distintas técnicas adaptadas a cada medio pero siempre con el protagonismo de un elemento cercano, gratuito y abundante como es la piedra.

Desde hace años, centenares de hectáreas de balates se están destruyendo debido a factores como el despoblamiento del interior de la provincia y su vinculación al abandono de zonas de cultivo y el deterioro de estas. La ausencia de reconocimiento de lo que supone esta técnica y su demostrada utilidad para preservar y retener el suelo; la inexistencia de un plan global de intervención, promovido por las administraciones públicas, donde se vinculen su mantenimiento a factores como: fomento de la agricultura tradicional y del turismo rural, lucha contra la desertificación, creación de empleo, mantenimiento de ecosistemas y de la biodiversidad; etc. sin olvidar la necesidad de preservar y transmitir los conocimientos y experiencias para su construcción y restauración.

A causa de este inusual invierno de abundantes precipitaciones, en diversos comarcas de la provincia se han derrumbado y deteriorado todavía más muchas de estas pedrizas. Si no se actúa, cuando llegue el calor y la humedad del terreno vaya desapareciendo la tierra se resquebrajará y propiciara que el número de mamposterías derruidas siga incrementándose.

Por estas razones el GEM solicita a la administración autonómica que no se muestre pasiva ante esta realidad y que tenga amplitud de miras para vincular sus actuaciones contra la desertificación y consolidación de la población rural al mantenimiento y restauración de los balates, realizando planes coordinados entre sus distintos servicios, ayuntamientos y la Diputación Provincial.

Diversos estudiosos sobre la vinculación de la historia y el paisaje almeriense, como los planteados por los hermanos Juan y Jesús García la Torre o el geógrafo Rodolfo Caparrós, han reivindicado la trascendental importancia de los miles de hectáreas sostenidas con humildes ribazos a la que han denominado “la muralla china” de los almerienses. Como ellos también recomendamos que muchas soluciones a los problemas medioambientales actuales se inspiren en las prácticas y el profundo conocimiento de la naturaleza que siempre han tenido la gente del campo y una reivindicación de la importancia simbólica, paisajística y territorial de los balates en la identidad almeriense.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Noticias de #Almeria

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.