www.noticiasdealmeria.com

El Supremo deja en manos de la Justicia Militar la investigación de la explosión que costó la vida a tres legionarios en Viator

miércoles 23 de abril de 2014, 10:55h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia

Entiende que debe ser ella quien instruya la investigación al tratarse de un suceso en “servicio de armas”
El conflicto de competencias suscitado entre el Tribunal Togado Militar y el juzgado de Instrucción 1 de Almería ha sido resuelto por el Tribunal Supremo indicando que es el primero quien debe asumir la investigación por los tres muertos y dos heridos como consecuencia de una explosión en la base Álvarrez Sotomayor de Viator, el pasado 20 de mayo.

El TS responde al conflicto de competencia planteado desde el juzgado de Almería, y abona el argumento sostenido tanto por la Fiscalía Togada Militar como por el propio Tribunal Togado Militar, en el sentido de que el suceso se produjo como tras unas prácticas, pero que eso también es un servicio de armas. Así, indica que “las tareas inmediatamente posteriores al servicio de armas en sentido
estricto son un apéndice del mismo que quedan abarcadas por la noción y no son escindibles de él prima facie, como también ha razonado el Juzgado Togado Militar al afirmar su competencia”.

Los fallecidos se encontraban cerca de un mortero ubicado en un BMR, un vehículo blindado ligero de seis ruedas. Este cuenta con una plataforma para morteros, donde, al parecer y por causas que se investigan, se produjo la explosión.

El Ejército de Tierra ha informado de que las víctimas mortales son los brigadas Antonio Navarro García y Manuel Velasco Román y el sargento José Francisco Prieto González.

Todos eran desactivadores de explosivos y tenían amplia experiencia en misiones internacionales. Precisamente, las víctimas regresaban de una práctica de desactivación.

El Ministerio de Defensa, el brigada Antonio Navarro García, soltero y nacido en 1967, había ingresado en el Ejército en 1987 como soldado, ascendió a sargento en 1994 y estaba destinado en la Brigada de la Legión desde 1995. Era técnico en desactivación de explosivos y había participado en misiones en Bosnia, Kosovo, Líbano y Afganistán.

A su vez, el brigada Manuel Velasco Román, casado y con dos hijos, nació en 1968, ingresó en el Ejército en 1986, ascendió a sargento en 1993, y estaba destinado en la Brigada de la Legión desde 2002. Había participado en misiones en Bosnia, la República Democrática del Congo, Líbano y Afganistán. Era operador de detonación controlada de explosivos.

También lo era el sargento José Francisco Prieto González, casado y sin hijos, nacido en 1979, soldado desde 1998 y sargento desde 2010, año en el que ingresó en la Legión. Había participado en misiones en Kosovo y Afganistán.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

1 comentarios