www.noticiasdealmeria.com
La derechita cobarde era ésto
Ampliar
(Foto: malasombra)

La derechita cobarde era ésto

Por Rafael M. Martos
x
directornoticiasdealmeriacom/8/8/26
https://www.noticiasdealmeria.com
martes 27 de junio de 2023, 05:00h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia

En una vuelta de tuerca irónica y sorprendente, el Partido Popular parece estar afanándose en ser digno del calificativo que Santiago Abascal, líder de Vox, les otorgó en su momento: "la derechita cobarde". Y es que, lejos de sostener sus principios frente a la extrema derecha, el PP de Alberto Núñez Feijóo ha mostrado una rapidez inaudita en doblegarse a las exigencias de Vox.

He estado buscando la autoría original de la expresión "más vale honra sin barcos, que barcos sin honra", y como he encontrado variedad, limitémonos a recordarla en un punto como éste, en el que algunos prefieren sillones sin principios, a principios sin sillones, que en política es algo que solo aplauden los hooligans, que se la toman como mero conteo: yo tengo más alcaldes, o más concejales, o más presidentes, o más diputados... sin valorar que eso es consecuencia de los votos.

Resulta curioso cómo aquellos que acusaban al PP de falta de valentía y determinación por aceptar lo que ellos consideraban “progre”, son los mismos que observan como se achantan ante los postulados más ridículamente extremos (veáse Valencia... tras Castilla... y lo que te rondaré, morena), porque no hablamos ya de quienes niegan la existencia de violencia machista (¿son todas las violencias iguales? ¿en serio? ¿entonces por qué defiende que existe la “intrafamiliar” como algo diferenciado, o por qué aceptan que existe una “violencia terrorista” que debe tener un reproche penal específico?) , o ven en la homosexualidad una enfermedad que debe ser extirpada, o como mínimo ocultada socialmente, o niegan el cambio climático, es que por negar niegan hasta las bondades de las vacunas, especialmente la de Covid19, o difunden teorías conspiranoicas como la de un plan global para sustituir a los blancos por personas de otras razas... no se sabe por qué ni para qué… pues bien, esas personas son las que promociona el PP a cargos de relevancia pública. Parece que el viento de la extrema derecha sopla con fuerza sobre los flequillos de los dirigentes populares, llevándolos a abandonar cualquier atisbo de centralidad y moderación, y ya les veremos desdiciéndose de todo aquello que no hace mucho defendían, porque en Andalucía, apoyaron la ley de Memoria Histórica, o la Ley Trans, por citar algunas polémicas. ¿Qué hará el PP ahora con estas leyes que también están en otras comunidades donde ha pactado con Vox? ¿se envainará sus principios? ¿cuantos "pepés" habrá, y qué principios en cada uno de ellos? ¿puede decirme alguien en qué ha cedido Vox hasta ahora en las negociaciones? ¿por qué no deja el PP recaer en ellos la responsabilidad de que siga gobernando la izquierda?

El PP, que ha crecido gracias al voto de los centristas de Ciudadanos, y gracias también a los progresistas que han huido del PSOE sanchista, ha sucumbido a las presiones de Vox, que aborrece el consenso (su fundación se denomina Disenso), y por tanto busca alto tan estéril como el enfrentamiento. Este giro hacia posturas más radicales y conservadoras no solo es decepcionante, sino también peligroso para la democracia, por cuanto leyes aprobadas con el consenso de la inmensa mayoría, pueden verse abocadas a su derogación por la presión de una minoría.

Es decepcionante porque del PP se esperaba ponérselo algo más difícil a Vox, algo que no fuera dejar que el matoncillo de la clase te birle la merienda siendo un pequeñajo y tú un tiarrón, es como si todo valiera con tal de lograr una presidencia autonómica, incluso poner al frente de los parlamentos a quienes quieren dinamitarlos.

Es evidente que el PP ha optado el entreguismo, por un cambio de rumbo solo puede ser interpretado como una traición a los votantes del PP, porque si comulgaran con las ruedas de molino de Vox, les habrían votado a ellos.

Hay quien sostiene que lo importante es echar a Sánchez, pero ¿es el PP el único que no se imagina el carajal que será un gobierno con Abascal como vicepresidente de Feijóo?

Rafael M. Martos

Editor de Noticias de Almería

Periodista. Autor de "No les va a gustar", "Palomares en los papeles secretos EEUU", "Bandera de la infamia", "Más allá del cementerio azul", "Covid19: Diario del confinamiento" y la novela "Todo por la patria"