www.noticiasdealmeria.com

La nueva cara de la calle Pósito

viernes 24 de julio de 2020, 23:32h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia

Hace ahora dos años, el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, presentaba junto a mi antecesor en el Área de Urbanismo, Miguel Ángel Castellón, el Plan Alcazaba-La Hoya-San Cristóbal, un ambicioso proyecto de recuperación y revitalización de nuestro Centro Histórico valorado en 9,5 millones de euros y financiado en un 90 por ciento con fondos municipales y el resto procedentes del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, a través de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI) 'Almería, Ciudad Abierta'.

Este Plan consta de siete actuaciones con las que convertir espacios degradados y poco transitados en lugares para el paseo, ocio y disfrute de los almerienses en un entorno privilegiado, a los pies de la Alcazaba y del Cerro de San Cristóbal. Entonces hablábamos de deseos, aunque algunas obras ya habían comenzado. Hoy, ya podemos hablar de realidades porque su nivel de ejecución supera el 70 por ciento.

Y dentro de esas realidades se encuentra la apertura desde el pasado lunes de la calle Pósito, a espaldas de la Casa Consistorial, cuyos 230 metros de longitud han pasado de ser una vía estrecha con un aparcamiento desordenado a un vial accesible incluso para el bus urbano, con aceras anchas y un corredor de movilidad activa que nos permite llegar a la calle Almanzor y de ahí hasta la misma Alcazaba.

En unos meses afrontaremos la rehabilitación del entorno del monumento al Sagrado Corazón, el principal mirador de la ciudad, y como colofón a este Plan abordaremos el Parque de la Hoya, un proyecto en redacción que aspira a convertir la zona comprendida entre La Alcazaba, el Cerro de San Cristóbal y las murallas de Jairán, en una gran espacio verde de 30.000 metros cuadrados.

Pero más que de obras prefiero hablar de oportunidades para Almería, que es lo que conseguimos con la transformación de un paisaje abandonado y desconocido para muchos almerienses en otro completamente distinto, amable, ordenado, sostenible y respetuoso con el valioso patrimonio que atesoramos. Y es que, a veces, los deseos se cumplen.

Ana Martínez Labella

Concejala del PP del Ayuntamiento de Almería