www.noticiasdealmeria.com
La SGAE recuerda al Maestro Padilla con motivo de los 60 años de su desaparición

La SGAE recuerda al Maestro Padilla con motivo de los 60 años de su desaparición

sábado 24 de octubre de 2020, 18:38h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia




La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) quiere recordar al reconocido Maestro Padilla, José Padilla Sánchez (Almería, 1889-Madrid, 1960), con motivo del cumplimiento, este domingo, de los sesenta años de su muerte.

En un comunicado, la SGAE quiere valorar a un compositor y autor almeriense, cuyo patrimonio fue declarado de interés universal por la Unesco y que ingresó en la SGAE en 1933, donde tiene registradas 320 obras.

Maestro Padilla alcanzó notoriedad a lo largo del siglo XX por una obra de amplio arraigo popular, reconocida en todos los rincones de la geografía española, y con la que triunfó tanto en Europa como en países del entorno iberoamericano, Oriente medio y Asia. Este hecho le valió ser considerada de interés universal por la Unesco en el centenario de su nacimiento, que se cumplía en 1989. Ahora, la Sociedad General de Autores y Editores desea poner en alza la figura del creador, fallecido en Madrid en 1960.

Miembro de la SGAE desde septiembre de 1933, con número de socio 11.931, a su nombre hay registradas como autor y, sobre todo, como compositor, 320 obras que abarcan distintos géneros como ballets, obras para piano solo, para orquesta y coro, obras de acompañamiento, de carácter religioso, música de cámara, óperas y operetas, zarzuelas, bandas sonoras, espectáculos y canciones varias, algunas archiconocidas como 'Valencia', 'Mamá quiero ser artista', 'La violetera', 'Cielito lindo', 'Azabache' o 'A lo loco', por citar solo algunos de una larga lista de títulos perennes en nuestra memoria.

Este andaluz, memoria viva de nuestro patrimonio cultural, inició sus estudios musicales en el seno familiar y a los catorce años estrenó su primera composición, 'Las dos palomas', dirigiendo él mismo la orquesta. Continuó sus estudios en Madrid, donde conoció a Tomás Bretón, Amadeo Vives y otros autores. Allí, en Barcelona y Buenos Aires, fue director de orquesta y estrenó algunas de sus obras. Pero fue en París, sin embargo, donde consolidó su proyección internacional e hizo amistad con autores de renombre como Maurice Chevalier o Carlos Gardel.

Su música se escuchaba en los mejores locales parisinos, entre ellos, el Folies Bèrgere, el Moulin Rouge o el Casino de París, además de ingresar en la entidad SACEM francesa y, poco después, en la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

Acompañado de su piano, sus dos perros y las mujeres que compartieron su vida, --la actriz Gloria Torrea, Rosa Oruechevarría, la artista Adrianne Boissard, la cantante italiana Gabriela Bezanzoni, y Lydia Ferreira, cantante portuguesa conocida como La Lusitana--, viaja por todo el mundo cosechando éxitos, hasta que en 1949 se afinca en Madrid de manera definitiva.

José Padilla es autor de algunas de las piezas músicales más populares y queridas del pasado siglo. Además de 'Valencia', 'El relicario', 'La Violetera' o 'Mamá quiero ser artista', figuran otras como 'Princesita', 'Estudiantina portuguesa' y tangos como 'El Taíta del Arrabal', 'Vieja herida', 'Tango al corazón', y hasta compuso el Himno de Almería, con letra del poeta José María Álvarez de Sotomayor, ciudad de la que es considerado hijo predilecto desde 1935.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios