www.noticiasdealmeria.com

La tardía contundencia de JM Franco

lunes 17 de agosto de 2020, 10:48h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia

José Manuel Franco es un perfecto inútil, o un inútil perfecto, que tanto da, pero reflejo destellante de ese gobierno central del que es delegado en Madrid –que es lo que está en el centro de esto-, y ejemplo personificado de lo que ha venido ocurriendo con la pandemia que nos castiga con más virulencia por nuestra propia irresponsabilidad.

Desde hace más de una semana, un grupo de seres vivos arrebañados como Resistencia Democrática de España, y con el altavoz de Miguel Bosé, un sujeto que pasó de cantar a dar el cante, venían anunciando una manifestación en la Plaza de Colón de Madrid contra el uso de las mascarillas y negando la existencia de la pandemia del COVID19, así como expandiendo teorías conspiranoicas sobre el origen –de lo que no existe según ellos- y la vacuna –contra lo que no existe según ellos-, pero el delegado del Gobierno debía haber sido el único que no se enteró.

Que Franco diga ahora que la Delegación va a “actuar con la máxima contundencia”, es la evidencia del ritmo del Gobierno en esta crisis en la que siempre llega tarde. Por no ser exhaustivos recordemos solo algunas perlas del doctor Simón tales como que no habría más de un par de infectados en España o que las mascarillas eran contraproducentes. Es por eso que Franco, en vez de mandar agentes suficientes para impedir una concentración que según él mismo declara al día siguiente, incumplía las normas legales para hacerse, y que además se iba a convertir en un foco de infección en sí misma por sus propias características reivindicativas, pues se limita a imponer una treintena de sanciones, y listo.

No olvidemos que es el mismo delegado que permitió las decenas de manifestaciones del 8M y otros eventos multitudinarios en la Comunidad de Madrid, a pesar de las serias advertencias recibidas desde distintas instancias internacionales.

Ahora de poco vale la contundencia, cuando esas personas que se han concentrado en Madrid compartan el COVID19 entre ellos, y se lo lleven a sus casa, pero antes lo paseen por el Metro y el autobús, y el lunes lo metan en el trabajo… entonces el virus va a quedar impresionadísimo con la contundencia del señor Franco. Acojonaito tiene al virus, oiga, porque ser imbécil y creerse fantasmadas no es ilegal, pero poner en riesgo la salud ajena sí.

Rafael M. Martos

Editor de Noticias de Almería

Periodista. Autor de "No les va a gustar", "Palomares en los papeles secretos EEUU", "Bandera de la infamia" y de "Más allá del cementerio azul".