www.noticiasdealmeria.com

Los delirios ideológicos de Rodrigo Alonso

lunes 22 de febrero de 2021, 08:40h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia

Rodrigo Alonso es un tipo que no deja de sorprender, porque para ser tan crítico con la “clase política”, lleva toda su vida intentando asentarse en ella, y parece que con Vox, al fin ha conseguido el objetivo que le frustraron en el Partido Popular.

Sorprende, porque quien dice ser liberal no puede suscribir aquella afirmación que hizo desde la tribuna del Parlamento de Andalucía de que “los ricos lo son por naturaleza”, o su rechazo a que se de la “paguica” del Ingreso Mínimo Vital a los parias de la tierra, mientras reclama “paguicas” para los empresarios obligados a cerrar, como si los pobres también lo fueran por naturaleza y no debieran salir de esa situación para equilibrar el Universo.

A este skindhead fueron a visitarle unos señores y le propusieron poner en marcha un sindicato afín a Vox, y ni corto ni perezoso, lo montó y se colocó al frente, dejando con tres palmos de narices a quienes le reportaron la idea. Y así, un empresario denunciado por destruir propaganda sindical en el Parlamento Andaluz, encabeza un sindicato que llega hasta ahí en su originalidad, porque el nombre, Solidaridad, es un calco del partido con el que quien fuera teniente coronel de la Guardia Civil y golpista, Antonio Tejero, se presentó a unas elecciones con el único fin de lograr tan denostada inmunidad parlamentaria y no responder de sus delitos en los tribunales.

Es el mismo líder sindical que no ha declarado tal actividad en el Registro del Parlamento, es el que denuncia las subvenciones a UGT y CCOO mientras su grupo parlamentario, Vox, es el único de la Cámara que ha cobrado por dietas y desplazamiento durante la pandemia, cuando ni se reunía el Parlamento, y él, el que más, supongo que para dar ejemplo. Y su grupo tampoco ha renunciado a un solo céntimo de las subvenciones que antes criticaba que cobraran los demás.

Alonso logró que renunciara, harta, la número uno de la lista de Vox por Almería, Luz Belinda Rodríguez, y acabara en el grupo mixto. Logró, antes, que la destituyeran de portavoz adjunta, para que lo pusieran a él. Como en su momento, logró la destitución del presidente de Vox en Almería y que lo pusieran a él en su lugar, a dedo, hasta que los militantes pudieron votar y el anterior presidente, recuperó su cargo.

Esta misma mente brillante, es la que acaba de afirmar que gracias a Vox, el PP va a dejar de “adoctrinar” a los escolares andaluces con sus “delirios ideológicos”. Así, textual.

No sé, a mi lo de delirio ideológico me trae más a la memoria su afán por romper todos los consensos alcanzados desde la Transición entre los partidos mayoritarios, no sin debate y recursos ante los tribunales, pero finalmente acatados por todos. Entre esos consensos está el autonómico, el reconocimiento de que existe violencia machista, el matrimonio entre personas del mismo sexo, el de que las instituciones han de ser aconfesionales, la libertad de cátedra... No en vano, su fundación, esa que ellos, como todos los partidos políticos tienen, se llama Disenso, y luego acusan a los otros de eso, de disenso.

Delirio ideológico es presumir de cristiano pero no recordar –ni cumplir- las “bienaventuranzas”… en fin, ese es tremendo delirio de Rodrigo Alonso, a quien igual deberíamos decírselo en latín.

Rafael M. Martos

Editor de Noticias de Almería

Periodista. Autor de "No les va a gustar", "Palomares en los papeles secretos EEUU", "Bandera de la infamia" y de "Más allá del cementerio azul".