www.noticiasdealmeria.com

¿Qué hacer cuando se cancela o retrasa tu vuelo? Si te has quedado en tierra ¡reclama!

viernes 16 de octubre de 2020, 08:48h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia

Empecemos dando algunos datos, como que la declaración del Estado de Alarma en España como consecuencia de la pandemia del COVID19 dejó en ese mismo instante nada más y nada menos que 70.000 vuelos previstos para Semana Santa sin operar. Insistimos en que eso fue solo en el primer momento, y de ahí en adelante ya sabemos que la cosa fue a peor porque se cortaron las comunicaciones entre países por vía aérea, pero también incluso se redujeron casi a la nada los vuelos domésticos.

Pero es que a lo largo de los diez años anteriores quebraron 125 aerolíneas en el mundo, 33 de ellas en España.

En compañías aéreas como Vueling acumulan un largo historial de reclamaciones de vuelos hasta el punto de que en 2019 aparecían como el grupo español con más vuelos cancelados (970), pero también con más indemnizaciones válidas –insistimos: válidas- rechazadas, en concreto el 99,9%.

Como llegaron a dejar en tierra a 118.500 pasajeros, es probable que en alguna ocasión te las hayas tenido que enfrentarte a ellos para conseguir que asuman lo que por otra parte, no es más que el cumplimiento del contrato que te entregan cuando compras tu billete y que, en letra muy pequeña y casi ininteligible, viene en el mismo.

En reclamaciondevuelos.com te ofrecen una vía rápida para tramitar tus derechos de consumidor, porque este tipo de situaciones que hemos vivido han sido excepcionales, pero nuestros derechos no están anulados. Podemos y debemos reclamar, pero sin seguir los pasos correctos se puede dar la circunstancia de que el retraso a la hora de hacerlo, o no dirigirla a la persona o el departamento concreto, o no adjuntar algún documento, nos haga perder el dinero que hemos pagado, o el que hemos tenido que gastar por quedarnos abandonados en un aeropuerto de algún lugar del mundo.

Y es que no solo hay problemas cuando se cierra un aeropuerto por una pandemia, o por mal tiempo, a esto podemos añadir experiencias tales como que haya huelga de controladores aéreos, o de pilotos, de tripulantes de cabina, o de handling… en fin, una serie de circunstancias que suelen producirse siempre en épocas de máxima afluencia turística, y que nos dejan atrapados en los aeropuertos durante días, o en el mejor de los casos “solo” conllevan retrasos que, a veces, nos impiden hacer enlaces previstos y pagados, o nuestro equipaje acaba en un sitio y nosotros en otro.

Vaya todo esto por delante, para confirmar lo que seguramente ya sabías, y es que no, no eres la única persona que se ha quedado con los billetes en la mano y sin poder volar por culpa del COVID19, y que sí, que tienes derechos.

Algunos datos que no debes olvidar es que cuando decides presentar una reclamación por retraso de un vuelo o por una cancelación, o en el que sin motivo te nieguen el embarque, puedes llegar a exigir una compensación de hasta 600 euros, y aunque no están cubiertas las llamadas “circunstancias extraordinarias”, pero sí las “dificultades técnicas” y las “circunstancias operativas”.

Además, todos los pasajeros de vuelos europeos tienen derecho a un reembolso o vuelo alternativo si el retraso es superior a 4 horas; y también derecho a asistencia en aspectos tales como comida, bebida, comunicaciones y alojamiento dependiendo de la distancia del vuelo, el tiempo de retraso y el lugar; y a un aumento de prestaciones en caso de aceptar un vuelo alternativo sin coste alguno o a reembolso parcial si la clase es inferior.

En caso de cancelación están cubiertas todas las notificadas con menos de 14 días de antelación, siempre y cuando no te ofrezcan un vuelo alternativo del que te hayan avisado entre 7 y 13 días, que salga no más de 2 horas antes y llegue con un retraso inferior a 4 horas con respecto al vuelo original; aviso de menos de 7 días cuando el vuelo alternativo salga no más de 1 hora antes y llegue con un retraso inferior a 2 horas con respecto al vuelo original. Y de nuevo aquí no están cubiertas las “circunstancias extraordinarias”, no así las “dificultades técnicas” o las “circunstancias operativas”.

Como ves, puedes valorar si tus derechos son pocos o muchos, pero lo que está claro es que están ahí para que los exijas, y en ese caso, lo mejor es hacerlo con especialistas que saben lo que tienen entre manos y no te harán perder ni más tiempo, ni más dinero.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios