www.noticiasdealmeria.com

Vox en el palco de la UD Almería

jueves 03 de octubre de 2019, 14:01h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

En Madrid, Vox se niega a saludar a una delegación del Gobierno de Irán en el Congreso de los Diputados, argumentando que sus miembros imponían un trato diferente a las mujeres en el acto, con las que exigían mantener las distancias, no dándose las manos.

En Almería, Vox comparte palco con la directiva saudí de la Unión Deportiva Almería, que ha eliminado la presencia del equipo femenino de la web del club (las has pasado al apartado de la Fundación y sus noticias ya no se publican en la portada como la del resto de equipos), y ahora anuncia el sorteo de un coche con una mujer vestida con un burka negro. Poco importa que ese sorteo sea en Arabia, el único país del mundo con apellido, el de sus dueños, los Saud. Es la imagen del Almería, es la imagen de Almería, la que ahora se relaciona con todo esto.

Sorprende este diferente criterio, el de un Vox alarmado por el machismo de Irán, y un Vox complaciente con el machismo saudí.

A Vox Almería lo que seguramente le pasa es que a eso de acudir al palco, pues oye, no le va a hacer ascos, si ves el partido por la patilla y tienes un buen catering en el que “no noh farta de ná”, estupendo, y si además de ahí vamos viendo las futuras inversiones del jeque, mejor, y si hay que bajarse los pantalones… pues se los baja uno… para ponerse... la chilaba.

Vox lo que rechaza es que Salvamento Marítimo rescate a inmigrantes en Alborán a punto de ahogarse, porque vienen a imponernos sus costumbres, pero si llegan en un jet y con planes urbanísticos bajo el brazo, pues no pasa nada, aunque formen parte de un gobierno que descuartiza vivos a periodistas.

Una monarquía que, por si alguien lo ha olvidado, estaba detrás de Ben Laden y Al Qaeda; una monarquía dispuesta a comprar con 9.000 millones de euros la rendición de los palestinos al Estado de Israel aceptando el plan programado por los Estados Unidos.

Pero en fin, que quienes añoran el nacionalcatolicismo es normal que tengan afinidades con el nacionalislamismo.