www.noticiasdealmeria.com

10N: ¿Y la economía?

miércoles 06 de noviembre de 2019, 21:13h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Si hay un tema ausente en esta campaña electoral es el económico. Es verdad que por ejemplo el candidato socialista Pedro Sánchez suele argumentar que el desbloqueo de la situación política es la clave para poder tomar medidas que atajen… no sé cómo llamarlo después de escuchar que es el propio presidente en funciones quien le pregunta a un periodista de RNE sobre si es enfriamiento o recesión… una diferencia por la que se había interesado el profesional, algo lógico no sólo al tratarse del presidente sino de un doctor en Economía.

A Puigdemont, a Torra, y toda su pandilla, los andaluces les tenemos que agradecer la docena de ultraderechistas que tenemos en nuestro Parlamento, cuya única función es boicotear en la medida de sus posibilidades nuestro progreso, un progreso que se ve perjudicado por el lastre que suponen personajes salidos de los años ´30, y que en Andalucía sabemos bien a qué tipo de España representan… una a la que no queremos volver.

Y por ahí van las cosas, con el mensaje simplista de Santiago Abascal diciendo que pensiones o autonomías, ignorando que los países que más han progresado son los descentralizados, y eso no ha puesto en riesgo el Estado del Bienestar, o defendiendo el proteccionismo al tiempo que se dice liberal. Pero si nos vamos al otro extremo, Pablo Iglesias tiene muy claro a quién sacarle el dinero, a los ricos, sin atender que ellos lo tienen fácil para eludir legal e ilegalmente el pago de impuestos, en vez de preocuparse por cómo generar empleo y riqueza.

Tenemos ante nosotros un probable retorno a la crisis económica, que tal vez nos coja algo más preparados, pero que no dejará de ser nuestro quebradero de cabeza en los próximos años, pero aquí el debate es el tamaño de la bandera de cada cual, porque hasta cuando Iglesias habla que la bandera es la justicia social, la utiliza en los mismos términos que los otros usan las de tela.

¿Qué se va a hacer para que el sistema de pensiones sea sostenible?

¿Cuáles son exactamente los elementos negativos de la “reforma laboral” del PP que quiere eliminar el PSOE?

¿Cómo va a ser la financiación autonómica, teniendo en cuenta que son las autonomías las que han de gestionar los principales servicios sociales, como educación o sanidad?

¿Cómo se va a luchar contra las consecuencias del Brexit o los aranceles norteamericanos, más allá de dar subvenciones, que calmantes, pero no curan?

¿Para cuando la eliminación de la retención del IRPF, o para cuando el pago del IVA cuando se cobren las facturas y no antes?

Son muchas, muchas las preguntas que nos inquietan en relación a nuestro futuro económico, pero lo fácil, lo populista, es inventarse enemigos, conspiraciones, y todo ello aderezarlo con patrióticos golpes de pecho.