www.noticiasdealmeria.com

6 tips para mantener el cerebro joven y activo

El cerebro es uno de los órganos fundamentales de nuestro cuerpo, cuyo correcto funcionamiento depende del cuidado que le damos durante toda nuestra vida. De hecho los malos hábitos no solo afectan el estómago, el hígado, los riñones y el corazón; el sistema nervioso también sufre cambios neuronales que con el tiempo se traducen en problemas de demencia, Alzheimer y otras enfermedades cerebrovasculares.

Para ser sanos y longevos, es necesario comenzar a implementar hábitos para tener un cerebro joven y activo. Estos son algunos de ellos.

Reducir el estrés

Sabemos que vivimos en una sociedad que se mueve rápidamente. En ella, es necesario cumplir con responsabilidades laborales y familiares. Sin embargo, es preciso tomar un tiempo para poder descansar y recobrar las energías perdidas. El estrés es un camino directo a la ansiedad y a la depresión, dos enfermedades que alteran la química cerebral, ocasionando perdida de la memoria, insomnio, migrañas. Hay varias prácticas para minimizar los niveles de estrés, como leer, dibujar, caminar, meditar, escuchar música, escribir y tocar un instrumento.


Aprender un idioma extranjero

Expresarnos en otro idioma ayuda a mejorar nuestra comunicación con el entorno, pero otra ventaja es que durante al aprendizaje, estimulamos las funciones cognitivas del cerebro, beneficiando la concentración, la creatividad, la memoria y la capacidad de tomar decisiones. A parte, desarrollamos mayor agilidad para cambiar de actividad sin necesidad de pasar por el período de adaptación. Ampliamos el vocabulario y disminuimos el riesgo de sufrir enfermedades mentales como la demencia senil. Aplicaciones descargables en el móvil, o plataformas online como Babbel, pueden ser el punto de partida para aprender (de verdad) el idioma extranjero que siempre has querido hablar.

Dedicarse a las propias actividades preferidas

Al hacer actividades que te gustan, tus neuronas permanecen conectadas constantemente, lo que se traducirá en mayor concentración, atención y destreza. Intenta buscar un tiempo que puedas dedicar a lo que tanto te apasiona, ya que haciéndolo fomentarás la actividad cerebral y permanecerás en un estado mental de calma, donde reconocer y controlar tus emociones será sencillo. Pintar mándalas, por ejemplo, es una buena actividad para hacer en tu tiempo libre: los colores y las formas circulares activan ambos hemisferios del cerebro, impulsando el pensamiento creativo y la comprensión.

Hacer ejercicio

El movimiento es esencial para fortalecer el cuerpo y la mente. El sistema nervioso agudiza sus funciones mediante el ejercicio físico, intensificando la flexibilidad cognitiva e incrementando la producción de endorfinas, mejor conocidas como las hormonas de la felicidad. Dedicar unos 30 minutos al día al deporte puede prevenir la depresión, la ansiedad y otros trastornos mentales. En la actualidad existen muchísimas modalidades para hacer ejercicio y es crucial escoger una que nos agrade. Así nos aseguraremos de estar siempre motivados. Puedes elegir entre: yoga, baile, pilates, aeróbicos, trotar, bicicleta, saltar cuerda, etc.


Comer sano

No es un secreto para nadie que la alimentación influye directamente en nuestra salud en general. Tener buenos hábitos alimenticios optimiza las funciones del cerebro y previene la pérdida de las habilidades intelectuales. Una dieta sana y equilibrada incluye vegetales, cereales, frutas, carbohidratos y proteínas que proveen al organismo los nutrientes que necesita. Los alimentos sugeridos son: aguacate, nueces, maní, aceite de oliva, tomate, carne, pescado, granos, patatas, huevos, brócoli, yogurt, avena, zanahoria, chía, arándanos y espinaca.

Dormir bien

Diferentes investigaciones han demostrado que dormir es uno de los factores fundamentales en la salud cerebral. Dependiendo de la edad y de las condiciones físicas, algunos necesitaremos dormir más horas que otros. Sin embargo, lo recomendado es descansar mínimo 7 horas diarias, para que el cerebro pueda tener la libertad de hacer nuevos enlaces neuronales, ayudando a disminuir el estrés. Te aconsejamos que antes de dormir tomes un baño relajante, apagues el móvil y comas algo ligero: esto te garantizará un verdadero descanso.

No olvides que tu cerebro es el que te hace ser quién eres. Aplica estas recomendaciones y verás que el cambio será notable en pocos días.